DIY como hacer velas perfumadas con Marcilla

Si me sigues desde hace años, no te va a resultar extraño, si te digo que desde que nació Bosco una de las cosas que más extraño es hacer pequeños DIY y manualidades para decorar mi casa. Mucho más ahora con la Navidad cerquita que apetece más crear centros de mesa o rincones especiales. 
Cuando Marcilla se puso en contacto conmigo para hacer uno con sus botes tenía claro que era un Sí rotundo. Por un lado, iba a disfrutar de un café delicioso, es la marca que siempre tomaban mis padres por la mañana cuando era peque y, por otro lado el reto de reutilizar sus botes de cristal. 
Aunque mire varias opciones como llenarlos con lucecitas o crear un mini ambiente navideño con árboles peques, al final me decanté por una propuesta más atemporal. ¡¡Crear mis propias velas aromáticas!!
Un DIY sostenible, puesto que podemos reciclar los tarros de nuestro café favorito y disfrutar en toda la casa de un aroma delicado. En mi caso, he elegido lavanda puesto que luego puedo ponerle unas flores secas y, además, su aroma está demostrado que nos ayuda a estar más calmados y relajados en casa. 
¿Haces este DIY conmigo? ¿Qué necesitas?

Cera de soja.
 
Flores secas pequeñas y tu aceite esencial favorito. 
Mecha larga para velas
Un par de botes de Marcilla de café soluble
¡Menos de media hora porque es muy rápido!

El paso a paso para crear las velas aromáticas

Solo tenéis que poner en un cazo a hervir, a fuego suave, la cera para que se vaya derritiendo. En este paso tened mucho cuidado de no quemarla, no hace falta que hierva o se ponga muy caliente. 
Luego laváis el bote de café soluble de Marcilla, lo secáis y ponéis algunas ramitas de lavanda o de la flor elegida. Fijáis la mecha y vertéis la cera. 
Después, solo queda poner unas gotas de aceite esencial para que huela mejor y añadir unos pétalos o trozos de naranjas secas por encima para que quede más bonita.
Mi recomendación es que hagáis dos o tres para poner como centro de mesa o en alguna estantería. 
¡Velas listas! Una forma sostenible de reciclar y colaborar con el medioambiente. Si os ha gustado, en el blog de Marcilla tenéis muchas más ideas para reciclar sus botes y crear DIY. 

¡Nueva colección en BOHO WINTER!

¡Ya huele a invierno! Parece mentira pero este año al final casi se ha pasado rápido y ya estamos casi en pleno invierno. En Boho Deco estos días huelen a casa, a hornear las primeras galletas con Bosco o intentar ver que arbol pondremos para que siga en pie con un bebé que no para. 
Justo para vivir juntos estos días y darle a estar a gusto en casa el lugar que se merece, he creado esta pequeña colección cápsula con cojines de terciopelo para vestir el sofá, toques étnicos y alfombras para pisar descalzos. 
Cojines de colores suaves, la clave del hygge

Precisamente mi obsesión en esta colección ha sido traer piezas que pudieran transmitir la esencia del hygge. Este año más que nunca, hemos pasado tiempo en casa y hemos llegado a la conclusión de cómo los colores y texturas nos hacen sentir bien.

Verdes agua, colores teja y rosas (sabéis que son marca de la casa) para combinar entre ellos. Además, os adelanto que el cojín de macramé es un must tanto en el salón como en la cama con una funda nórdica bonita. 

Alfombras para pisar descalzo
Antes solo se vinculaban al inverno, pero ya está más que demostrado que son básicas todos los días del año. Perfectas para decorar y hasta para delimitar zonas del salón o la habitación. 
Luces y pequeños detalles como nuestras cestas
Una guirnalda de luces es la mejor herramienta para crear ambientes más acogedores y cálidos. Puedes colocarla en el cabecero, en la entrada de casa o en un rincón del salón, muy cerca del sofá. Por supuesto, las cestas son útiles para ordenar y mantener bajo control desde las mantas del sofá hasta los juguetes de los peques.  
Sino queréis perderos nada y además llevaros 5 euros en el primer pedido podéis suscribiros a nuestra newsletter aquí.
¡Esperamos que os guste tanto como a nosotros!

Empieza 2020 con orden y mucha energía

Arranco en el blog uno de los años más especiales de mi vida. Junto con esta sensación de nervios y de felicidad, la llegada del bebé va a suponer reordenar una casa que ahora mismo estaba pensada para nosotros, Oker y Greta. 
Aunque vendrán nuevos post sobre el cuarto del bebé, tengo muchas ganas de ir mostrando todos los detalles, hoy os voy a contar algunos cambios que ya hemos llevado a cabo en casa. 
¿Renovamos a energía para este 2020? 

Desde el Feng Shui se habla mucho del chi o de cómo contribuir a que la energía positiva entre en casa. Para ello he intentado tirar todo lo que era superfluo, las cosas del bebé ocupan un montón. 
Lo ideal si vas a hacer algo parecido, es empezar poco a poco para que la pereza no te pueda. Arranca por una estancia, abre los armarios y vacíalos por completo. Luego, limpia todo y vuelve a guardar, te aseguro que al menos una bolsa de cada armario vas a tirar o donar. 
Proponte nuevas rutinas para sentirte bien
Desde ventilar unos minutos todas las mañanas para que el aire se recicle, hasta aficionarte a poner velitas aromáticas en cada rincón o tomarte un té en tu mecedora. La casa está para vivirla y disfrutarla, así que piensa algo que te apetezca y busca un hueco en tu rutina. 
Adiós a la tecnología en el dormitorio
No solo nos roban energía, si no que pueden robarnos horas de sueño. Cuantas veces habéis cogido el móvil para echar un último vistazo y os habéis acostado una hora más tarde. Uno de mis propósitos es alejar el móvil y la tablet de la cama, de hecho de momento no estamos ni dejando que entren en la habitación. 
¿Qué rutinas y hábitos vas a cambiar para llenar 2020 de buenas vibraciones? ¡Os leo! 

Mi rincón de Navidad

El fin de semana pasado, aprovechando el mal tiempo que ha hecho en Barcelona nos quedamos en casa calentitos y llegó el momento de poner el árbol de Navidad. 
Me encanta entrar en casa y encender las luces, da a todo el salón un aire muy acogedor. De hecho es de las cosas que más me gustan de esta época del año, lo cálida que están las casas. 
Este año para el árbol he elegido colores más alegres y vivos, sobre todo, la combinación de rosa pastel con granate y azul intenso, que resulta muy elegante. Además, en el sofá junto con la manta XL en tonos beige, ¡me encanta! Ya me estoy imaginando ahí sentada con Greta y una tacita de leche calentita (este año ni té ni café). 
Para ir llenado el pie de árbol de regalos, podéis pasaros por Instagram y participar en el sorteo que tenemos activo con Printlife. Una empresa que fabrica los álbum de fotos con una encuadernación a mano y de forma totalmente artesanal. 
¿Habéis cambiado los colores del árbol? ¿Apostáis por decoración sencilla y tradicional? Animaros a subir fotos de vuestros árboles y etiquetarme para que pueda ver lo bonito que han quedado.