Espacio debajo de la cama: un lugar ideal de almacenamiento

Entras en tu habitación y te das cuenta de que tienes muchas cosas y que no sabes dónde guardarlas todas. Pero hay un lugar que quizá no hayas pensado: el espacio debajo de la cama. Es un espacio maravilloso que muchas veces se desaprovecha, ¡y eso no puede ser! Porque puedes tener un dormitorio con orden teniendo en cuenta esto.

El espacio debajo de la cama puede ser el mejor lugar para guardar tus cosas de manera ordenada, hay varias formas de hacerlo: con cajas con ruedas o con una cama canapé o camas abatibles. Es una forma práctica de tener todo mucho más ordenado.

Es importante que lo mantengas todo lo más limpio y ordenado posible, porque de esta manera lograrás buenos resultados y una sensación de cuidado que te gustará. No tengas polvo ni objetos extraños debajo de la cama solo “para que no se vean”.

pixabay.com

Lo que no sirva, simplemente tíralo a la basura. No mantengas cosas inservibles simplemente por guardarlas “por si acaso”.  A continuación vamos a darte los mejores consejos sobre cómo y qué guardar en el espacio debajo de la cama.

Almacenamiento debajo de la cama

Antes de ir a comprar cajas con ruedas para meter debajo de la cama, es importante que midas el alto y el ancho de la misma para que te asegures de esta manera, que las cajas que compres realmente encajen bien en esta zona.

Apunta las medidas en una hoja y con esas medidas podrás comprar las cajas con ruedas que precises y que te quepan en el total que tienes debajo de la calma. Cuando selecciones las cajas con ruedas debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Que sean largo y que tengan ruedas
  • Que sean herméticos y se cierren y abran fácilmente
  • Intenta que sean de plástico y olvida las de cartón que pueden desgastarse o acumular polvo y ácaros
  • Las cajas de plástico es mejor que sean transparentes porque así cuando las saques podrás ver que hay en el interior sin esfuerzo

Si tienes una cama canapé, solo tendrás que centrarte que sea cómoda y fácil de abrir y cerrar para que no te cueste ni te hagas daño, es decir, que no pese demasiado.

Qué puedes guardar debajo de la cama

Para mantener un buen orden tienes que tener claro qué es lo que quieres guardar en esas cajas. Solo de esta manera podrás mantener el orden debajo de tu cama, pero también en tu mente. No tiene que ser un espacio bonito porque realmente no se ve, pero sí práctico y ordenado todo el tiempo.

Algunas cosas que puedes guardar son las siguientes:

  • Equipaje
  • Ropa fuera de temporada
  • Ropa de cama
  • Toallas
  • Mantas
  • Zapatos

Espacio de almacenamiento debajo de las camas de los niños

Debajo de las camas de los niños también puede ser un espacio maravilloso para ordenar sus estancias sin tener que estar sufriendo siempre por el desorden. Se haría de la misma manera que en la cama de los adultos: con cajas de ruedas o con una cama canapé.

Incluye a tus hijos en esta organización para que después sepan cómo encontrar aquello que estén buscando en cada momento determinado. Además si guardan ellos sus cosas, esto les motivará para tenerlo todo mejor organizado siempre. Pueden guardar cosas como:

  • Juguetes que no usen mucho
  • Libros que ya han leído y no les interesa tener en sus estanterías
  • Ropa fuera de temporada
  • Juegos de mesa que no usen a menudo
pixabay.com

Qué guardar debajo de la cama de invitados

Si tienes una habitación de invitados, el espacio que encontrarás debajo de la cama será estupendo para tener el resto de tu casa bien organizada. Además que podrás mantener todo a mano siempre que lo necesites.

La metodología es la misma que en los ejemplos anteriores, pero aquí puedes guardar otras cosas, como por ejemplo:

  • Revistas
  • Mantas
  • Sábanas
  • Mantas
  • Papel de regalo
  • Suministros de manualidades
  • Cajas de dispositvos eletrónicos que quieras mantener
  • Toallas y sábanas para tus invitados

Si tienes una cama alta…

Si tienes una cama alta también puede ser una buena oportunidad para mantener tus cosas bien ordenadas. Por ejemplo, puedes añadir un rincón de lectura con todos los libros ordenados, o un escritorio para un adolescente que esté ordenado y con todo en su lugar.

pixabay.com

Si el dormitorio es de un adulto, se puede colocar un armario extra debajo (aunque también es buena idea para la habitación de un niño), o un escritorio para tu trabajo y cosas de oficina. O quizá una cómoda debajo de la cama alta también pueda ser una buena opción para guardar tu ropa y tenerla siempre a mano dejando más espacio al armario principal.

Como ves, puedes conseguir que el espacio que tienes debajo de tu cama sea un espacio ideal para guardar todas tus cosas y que la estancia se vea mucho más ordenada. Por el espacio debajo de la cama puede ser todo un regalo para la organización de tu hogar.

Este es el tipo de base de cama que necesitas según tu colchón

Elegir un tipo de base de cama debería ser tan meditado y estudiado como lo hacemos cuando vamos a comprar un nuevo colchón.

Y es que, si el colchón es importante porque nos sostiene a nosotros, una base de cama, sostiene a colchón y a nosotros.

Además, según el tipo de base de cama que elijamos influirá de una manera directa en nuestro colchón, potenciando sus ventajas o acentuando sus desventajas. Por ello se hace importantísimo encontrar la base de cama justa para tu colchón, para que puedas sacarle el máximo partido y descansar correctamente.

Y eso es lo que vamos a ver a continuación: Los distintos tipos de base de cama que hay y cuál es mejor para según qué colchón.

Empezamos por la opción más popular:

El somier

Somier de láminas de madera flexibles

El somier es una de las bases de cama más populares, tanto por su precio, ya que suelen ser más económicos, como por su versatilidad, ya que, entre los diferentes modelos que hay podemos encontrar uno que se ajuste a nuestro colchón, como, por ejemplo, si tenemos un colchón de muelles.

Si tenemos un colchón de muelles tradicional, que no de muelles ensacados que veremos más adelante, un somier con láminas de madera flexibles es una buena base de cama para el mismo.

Debido a la propia estructura del colchón de muelles, suelen terminar combándose y deformándose si no tienen un soporte firme pero flexible debajo.

Los somieres están hechos de listones de madera flexibles, generalmente de haya, y absorben los golpes del colchón del colchón de muelles.

Por ello, y a pesar de que los somieres de láminas son apropiados para los colchones de muelles, es muy importante que te fijes en la calidad y cantidad de láminas.

Tal y como dicen en la web especializada en bases de cama Mejorcolchón.net, cuantas más láminas tenga mejor, ya que ofrecen un mayor apoyo en toda la superficie del colchón. Además, si son de madera, mejor, ya que, aunque son algo más caras, son flexibles y más duraderas.

Hay otro tipo de colchón que se puede beneficiar de un somier de láminas: Los colchones de látex.

Si nuestro colchón es de látex, un somier de láminas rectas y fijas, que proporcionan una base más firme que los somieres flexibles, sería una gran opción.

Somier de láminas fijas y rectas

Si la base no es firme y plana, el colchón termina “cogiendo forma”, por lo que, como digo, un somier de láminas fijas y rectas como el que vemos arriba de estas líneas, es el apropiado para un colchón de látex.

Además, gracias a que el somier tiene espacios entre las láminas de madera que componen la base sobre la que se asienta el colchón, permiten que el colchón respire.

Algo perfecto para los colchones de látex, pues les dejamos transpirar mejor, mientras descansan en una base plana y firme; y es que, si nuestra base de cama no tiene ventilación, es mejor no usar un colchón de látex en ella, ya que como digo, estos necesitan poder transpirar.

Hay otros tipos de bases de camas donde el colchón de látex también descansa perfectamente, y es el siguiente modelo que vamos a ver:

Bases de cama tapizadas

Base de cama tapizada

Las bases de cama tapizadas son otra de las alternativas más populares y demandadas a la hora de escoger una base de cama porque prácticamente admiten cualquier colchón, si la base es de calidad.

Este tipo de bases de cama cuentan con un tablero superior liso de madera tapizada que hace que la base de la cama sea completamente uniforme y lisa.

Por ello, a diferencia de los somieres de láminas fijas o flexibles, nos ofrecen un soporte más firme y estable, acentuando así la firmeza y propiedades del colchón.

Además, como no hay huecos entre las láminas, ya que solo es un único tablero el que cubre toda la superficie, el colchón no “coge forma”.

Además, a día de hoy, este tipo de base de cama se suelen tapizar con tejidos transpirables para eliminar la humedad y cuentan con sistemas de ventilación, para que la humedad no se adhiera al colchón, especialmente cuando los colchones son de látex.

Así las cosas, una base tapizada es perfecta para todo tipo de colchones, especialmente para los colchones de muelles ensacados o los colchones viscoelásticos.

También para los colchones de látex, como decía al inicio de este punto, pero siempre y cuando la tapa de la base esté perforada para que haya circulación de aire.

Base de cama transpirable y con sistema de ventilación

Si la base de la cama no cuenta con un sistema de ventilación, no deberías poner un colchón de látex en ella, ya que como hemos visto, estos necesitan ventilarse y transpirar.

Y dentro de esta misma categoría de bases de cama tapizadas, nos encontramos con otro tipo de base, o, mejor dicho, de estructura:

Los canapés

Base de cama canapé fijo

Ya sean fijos o abatibles, un canapé es una base de cama tapizada, pero con un diseño y acabado más elaborado, estéticamente hablando. En lo que se refiere a los canapés abatibles, además estos también nos ofrecen un valioso espacio de almacenaje.

Pero en lo que respecta a los colchones, que es el tema que nos ocupa en este artículo, los canapés, aunque también los podemos encontrar con somier de láminas, por lo general tienen la misma base de cama que una base tapizada.

Es decir, un tablero de madera que está tapizado con tela transpirable que lleva un acolchado de fibra y que cuenta con sistemas de ventilación para los colchones que lo necesitan, como los de látex.

Canapé abatible con base de cama tapizada

Así las cosas, un canapé, ya sea abatible o fijo, es perfecto para cualquier colchón, especialmente para los de muelles ensacados y viscoelásticos, y también para los de látex, siempre y cuando tengan sistemas de ventilación.

Como ves, las opciones son reducidas, pero si eliges bien el tipo de base de cama perfecto para tu colchón, potenciarás las ventajas y la vida útil del mismo. Así que resumiendo:

  • Si tienes un colchón de muelles tradicional, un somier de láminas de madera de calidad y flexibles es perfecto.
  • Si tienes un colchón de látex, puedes utilizar o un somier de láminas de madera de calidad fijas o una base de cama, siempre y cuando esta tenga sistema de ventilación.
  • Si tienes un colchón de muelles ensacados, las bases de cama son la mejor opción.
  • Si tienes un colchón viscoelástico, las bases de cama, igualmente son la mejor opción.

Si te ha quedado alguna duda, deja un comentario que yo estaré encantado de responderte. Y si crees que este artículo puede interesarle a algún amigo o familiar, compártelo. ¡Gracias!

La entrada Este es el tipo de base de cama que necesitas según tu colchón se publicó primero en Mil Ideas de Decoración.

Cómo vestir la cama en verano: colores, sábanas, colcha, cojines…

Estamos acostumbrados a ver fotos de dormitorios con una cama maravillosa, apetecible, que invita al descanso y al bienestar. Y es ahí cuando  sentimos el deseo de cambiar o mejorar la nuestra para que luzca así de estupenda. Eso sí, sin perder la funcionalidad y adecuándose a la estación del año en la que nos […]

La entrada Cómo vestir la cama en verano: colores, sábanas, colcha, cojines… se publicó primero en ShowroomBarral.