Dormitorio para dos: cómo decorarlo

¿Es tu dormitorio para dos? ¿Compartes habitación, cama y armario? Apunta estos consejos para convertirlo en un espacio amable, acogedor y con sitio para todo.

Es el lugar de la casa destinado al descanso, al relax, la intimidad. El dormitorio es nuestro “templo” cuando llegamos a casa y necesitamos un espacio para nosotros mismos, para desconectar de las prisas y del trajín diario. ¿Pero qué pasa cuándo el cuarto se comparte? No siempre es fácil “hacerlo tuyo” si en realidad no es una habitación individual, sino un dormitorio para dos.

Fuente: Leroy Merlin

Y por muy bien que te lleves bien con tu pareja, no hay razón por la que se hayan de tener los mismos gustos, necesidades o incluso coindicir en estilos decorativos. Para que el dormitorio se adapte como un guante a las personas que lo comparten a diario es importante llegar a un consenso y que reúna, en mayor o menor medida, lo que a ambos miembros de la pareja les guste.

Colores tranquilos en un dormitorio para dos

Fuente: Leroy Merlin

Uno prefiere los tonos cálidos, otro se decanta por los fríos… En un dormitorio para ds hay que ponerse de acuerdo. Pero siempre elige una paleta de colores tranquilos. Nada de rojos o de amarillos intensos ni de verdes o azules chillones, los colores neutros son los que aportan mayor calma y serenidad. Y las tonalidades han de ser suaves: empolvadas, pastel, soft… Lo demás ya es cuestión de ponerse de acuerdo.

El colchón: ¡es muy fácil acertar!

No es tan complicado como parece elegir un colchón que se adapte a dos personas y que resulte cómodo para ambos. Eso sí, a la hora de optar por uno u otro hay que tener en cuenta la diferencia de pesos o el tipo de sueño (ligero y moovido o tranquilo) de cada uno. Es fundamental que sea capaz de amortiguar los movimientos y haya suficiente “independencia de lechos”. Esto tiene mucho que ver con el material con que esté fabricado. También con la firmeza. En este caso, lo adecuado es un colchón con firmeza media-alta y de una altura de 23-25 cm como mínimo. 

Los materiales más adecuados

Fuente: Una Organic Ltd

La viscoelástica favorece la adaptabilidad entre pesos y además una parte del colchón no absorbe los movimientos del otro lado. Los colchones de muelles ensacados están formados, como su nombre indica, por muelles que van en bolsitas independientes. Esto también hace que haya independencia y que no se transmita el movimiento. Lo ideal es un colchón que combine ambos materiales. También los de látex son una excelente elección, ya que se adapta estupendamente a la forma del cuerpo de cada uno sin hundirse.

Por último, también está la opción de poner dos colchones juntos que permiten dormir por separado, si así se quiere, y con las características que a cada cual le venga mejor, y también se pueden unir gracias a una cremallera central que los convierte en uno solo: una solución perfecta en un dormitorio para dos.

Un armario bien “repartido”

Fuente: Leroy Merlin

Es fundamental contar con un mueble con la suficiente cabida. En dormitorios para dos, el armario ropero se tiene que distribuir con más o menos equidad. Ordena el interior con lógica para que te quepa más ropa o zapatos: usa organizadores interiores en los cajones, perchas dobles y zapateros, en lugar de meter cajas, que ocupan el doble. Si doblas las camisetas y jerséis en vertical tendrás sitio para muchas más piezas, y también si utilizas el interior de las puertas para colgar de ellas pañuelos, bufandas, cinturons, corbatas… prendas que no abultan y que así están a mano.

Mantén el espacio despejado en un dormitorio para dos

Fuente: Charlton Island

Todo aquelllo que puedas poner en otros muebles, por ejemplo en las mesillas, ahorrará espacio en el armario. Destina a estos muebles más pequeños objetos menudos y cosas personales que necesites a diario: gafas, crema, el joyero, los monederos, etc.

Ten en cuenta que en un dormitorio para dos debe reinar una buena organización  para que no sea un caos que dificulte el descanso. Si dejas los pantalones encima de las sillas o el calzado tirado en medio de la habitación, el desorden se multiplicará también por dos. Procura no dejar cosas por medio y dispón la ropa en perchas cuando te desvistas. La habitación ha de estar lo más desahogada posible y así crear una atmósfera de paz y calma.

Sigue estos consejos y tu dormitorio para dos será ese espacio compartido tan agradable que no querrás salir de él ni solo ni acompañado… 

7 consejos para comprar el mejor colchón para ti

Si estás pensando en comprar un colchón nuevo es una decisión que no debes tomar a la ligera. De hecho, debes pensarla muy bien porque tu descanso y salud física y mental están en juego. Por eso, no te pierdas estos consejos para comprar el mejor colchón para ti.

Un colchón de calidad cuesta bastante dinero, pero debes saber que un colchón cómodo y que se adapte a ti te favorecerá y te aportará grandes horas de descanso.

1. Conoce tu talla

No tiene que ser un colchón del mismo tamaño al que estás acostumbrado puede ser más grande si eso es más cómodo para ti. Busca la medida que se adapte a ti, a tus necesidades y al espacio que tienes disponible en la estancia.

Aunque más grande no significa mejor, puedes optar por uno más pequeño pero que tenga buenas características. Piensa en tu estilo de vida antes de salir a comprarlo.

2. Prueba antes de comprar

Antes de comprar un colchón es mejor que lo pruebes en una tienda física. Túmbate en él y reflexiona cómo te sientes y cómo estatua cuerpo. Tendrás que estirarte completamente y ponerte en la posición que prefieres para dormir cada noche.

Dedica 10 minutos para poder experimentar cómo te sientes y saber si ese colchón es bueno para ti o no. Si quieres comprar el colchón por internet te aconsejamos que acudas a una tienda física que tenga ese mismo modelo que te interesa y lo pruebes.

3. Pregunta por la política de devolución

Compra un colchón que tenga un tiempo de prueba y que si no estás satisfecho puedas devolverlo fácilmente y sin recargos. Quizá en la tienda te pareció cómodo pero después de una semana de uso te das cuenta de que no es para ti.

Lo habitual es que te dejen 30 días para probarlo. Si el que te interesa no te dan estas facilidades, entonces es mejor que busques otra opción con otra empresa más flexible en estos términos.

4. Busca la firmeza adecuada

Existen diferentes tipos de firmeza en el colchón, dependiendo sobre todo de cómo esté fabricado. No es lo mismo un colchón de muelles que completamente viscoelástico y esto debes tenerlo presente.

Por eso, mira bien de qué está fabricado antes de comprarlo. Algunos fabricantes clasifican sus colchones por firmeza usando una descripción verbal simple: suave, medio, firme; mientras que otros ofrecen un sistema de calificación más elaborado a través de puntuación numérica. Por eso, como cada fabricante puede tener su propia escala de firmeza deberás probarlo.

5. Ten en cuenta la almohada

La almohada es una parte importante del colchón y no debes dejarlo a un lado, tienes que escoger cuál es la que mejor puede ir para tu descanso, teniendo en cuenta tus cervicales. Al igual que el colchón es buena idea que lo pruebes.

Las almohadas que son demasiado blandas o finas no suelen ser una buena opción. Las que son viscoelásticas que se adaptan a tu cabeza y su peso, pueden ser las mejores. Escoge aquellas que te ofrezcan ergonomía.

6. Qué opciones tienes

Existen varios tipos de colchones pero los más comunes son:

  • Los que tienen muelles internos
  • Aquellos que tienen espuma viscoelástica
  • De espuma látex
  • Híbridos (combinan los anteriores)
  • De aire

Cada tipo de colchón tiene pros y contras, por lo que es una buena idea familiarizarse con ellos antes de ir a la tienda. Para que lo entiendas mejor:

  • Muelles: son más baratos y tienen buen soporte y firmeza. Aunque no duran mucho.
  • Espuma viscoelástica: son más caros pero se adaptan a tu cuerpo.
  • Espuma látex. Se parecen a los de espuma que tienen memoria pero es más elástico. Tienen rebote y son bastante cómodos.
  • Híbridos: tienen muelles y su capa externa es de espuma.
  • De aire: los colchones de aire sedes personalizarlos pero no son tan cómodos y son bastante más caros.

7. Piensa en tu presupuesto

Aunque ya sabrás que los colchones no son baratos, es importante que pienses en el presupuesto que tienes actualmente para poder gastar en este tipo de productos. Debes tener presente que es una inversión para tu salud tanto física como mentalmente. Si puedes pagarlo a plazos es una opción interesante, pero nunca pagues más de lo que puedas gastar.

Merece la pena que inviertas pero que tampoco te quedes en la ruina. Piensa que vas a pasar un tercio de tu vida en el colchón por lo que es importante que escojas el que realmente te vaya bien. Ahorra en otras cosas innecesarias de tu vida e invierte más en la salud de tu descanso.

Ahora que ya sabes algunos de los consejos más importantes para poder escoger un buen colchón, solo tienes que salir a buscarlo. Ve a una tienda física y prueba el que más te llame la atención. Recuerda que no debes jugar con tu salud, ¡tu descanso es esencial en tu vida!

Nuestra experiencia con el nuevo colchon Hypnia

Perdonad por no aparecer antes por aquí pero el bebé me tiene ocupado la mayor parte de mi tiempo y aún nos estamos adaptando.

Hace unas semanas se pusieron en contacto conmigo desde Hypnia para probar uno de sus colchones. Como sabéis tengo algunos problemas para conciliar el sueño desde hace años y la idea me pareció buenísima para renovar el que teníamos actualmente. No teníamos mucha idea de cuál nos podía ir mejor y nos dejamos aconsejar por su equipo que nos recomendaron el modelo Bienestar Superior (clic), que al parecer ademas de ser su producto estrella ha sido un verdadero acierto.

Esta marca de colchons ha nacido en Francia, aunque lleva unos años implantada en España, cada vez se oye más hablar de ella, es una marcha de venta 100% on line, con unas condiciones que nos han sorprendido bastante.
El colchón llega totalmente en formato enrollado por lo que transportarlo es relativamente fácil y aunque aconsejan dejarlo unas 72 horas para que esté en su forma a nosotros se nos quedó perfecto en las primeras 24 horas. 
El Bienestar Superior además lleva un colchoncillo superior adicional que lo hace más mullido y con mejor firmeza, por lo que después de un par de semanas probándolo os puedo decir que es una maravilla, se que puede sonar a lo típico pero es que estamos encantado con él, el servicio fue bueno y además el descanso es absoluto, me ha pasado con otros que se hunden demasiado pero en este caso no, te notas el cuerpo con más energía por la mañana, además transpira perfectamente no tienes sensación ni de frío ni  lo mas importante en esta época del año, de calor. 
Nos queda ver qué tal resiste el paso del tiempo, pero por el momento nos hemos llevado una sorpresa muy buena y no nos esperábamos tanta diferencia entre nuestro colchón antiguo y este, es una pasada. Lo que nos da bastante confianza es que todos los colchones además cuentan con 15 años de garantía, por lo que esperamos que apruebe lo del paso del tiempo con nota. 

En todos los colchones y sobrecolchones de la marca cuentas con 120 días de prueba con devolución totalmente gratuita en caso de que no te adaptes o no te convenza, lo que da tranquilidad para una compra online de un producto que requiere su tiempo de adaptación, prueba, etc.. Se puede pagar hasta en 12 plazos sin intereses y por si fuera poco en casi todas las medidas de cama doble e individual. Además, las entregas y devolución también son gratis en la Península.

Desde luego que nosotros solo tenemos palabras bonitas para Hypnia y si estáis buscando un colchón lo recomiendo totalmente, aquí os dejo su web por si queréis echarle un vistazo así como su perfil de Instagram y Facebook.