4 claves para crear espacio de trabajo en casa

4 claves para crear el mejor espacio de trabajo en casa

Hoy en día, para muchos el hogar se ha convertido no solo en el ambiente donde descansar y compartir con la familia sino también en una oficina donde lidiar con las actividades laborales. Tener un espacio de trabajo en casa nos permite aprovechar el ambiente a nuestro favor, decorándolo y adaptándolo a nuestras necesidades.

En la medida en que el teletrabajo se ha transformado en nuestra nueva forma de vida, muchas personas han tenido que improvisar sus espacios de trabajo en casa. Para algunos la tarea es algo más sencilla al contar con una habitación destinada a este fin. Sin embargo, la mayoría se ha visto obligado a confinarse en un escritorio abandonado, un pequeño mueble en la sala de estar e incluso a la mesa del comedor.

Con esto en mente, el día de hoy te traemos cuatro consejos fundamentales para que logres adaptar cualquier espacio en casa, convirtiéndolo en un entorno de trabajo donde fluya la creatividad y el confort.

1.     Selecciona un espacio libre de distracciones

Lo primero en que debemos centrarnos es en seleccionar un espacio de trabajo en casa apartado de cualquier elemento que pueda distraernos, sobre todo si compartimos con varias personas en casa. Esto considerando que el dispersar nuestra atención puede llevarnos a cometer errores y perder valiosas horas del día.

Si no cuentas con una habitación destinada a actividades laborales o educativas, como una biblioteca, es recomendable escoger un rincón del hogar en el que quedemos frente a una ventana o pared. De igual forma, los diseñadores aconsejan enmarcar el espacio y separarlo del resto de la habitación al cambiar el tono de la pared donde nos ubiquemos.

2.     Convierte la luz natural en tu principal foco

Es ideal contar con una buena fuente de luz natural en nuestro espacio de trabajo en casa, ya que favorece a mantener la concentración y atención. Sin embargo, no todas las personas tienen acceso a una buena iluminación natural, por lo que es recomendable optar por una iluminación artificial de tonos fríos. Además, una buena opción es optar por una paleta de colores claros y neutros que permitan fluir los rayos de luz.

3.     No dejes espacio al desorden

El mantener nuestros proyectos e ideas en orden nos ahorra una enorme cantidad de tiempo durante las horas laborales. En caso de que tu espacio de trabajo en casa esté en un área común lo aconsejable es aprovechar los mobiliarios de almacenamiento, como estanterías, cajas y archivadores donde organizar nuestro material.

Para los sectores laborales que requieren de un mayor flujo de creatividad e ideas, es una excelente opción adquirir una pizarra o transformar un pequeño espacio de la pared para proyectar nuestras ideas. Esto facilitará enormemente la toma de decisiones y la conexión entre los elementos del proyecto.

4.     Decora el ambiente a tu gusto

El trabajar desde casa nos abre las puertas a adaptar nuestro espacio para poder disfrutar de las actividades laborales. Una de las mejoras formas de decorar nuestro espacio de trabajo en casa es añadiendo objetos de valor personal que nos permitan recargar nuestras energías.

En este sentido, no existe un límite de los elementos que podemos incluir en el espacio. Por lo que, podemos incluir desde plantas, velas y cuadros hasta libros y fotografías que nos conecten con nuestro ser interior y nos invitan a sentirnos tranquilos y relajados.

El crear un espacio de trabajo en casa es una excelente opción para salir de los límites de una oficina tradicional, donde somos nosotros quienes establecemos las reglas y nos empoderamos del entorno. Por lo que, aplicando estos sencillos consejos en la decoración de tu hogar podrás ver cómo obtienes un espacio original y adaptado a tu estilo.

6 estilos de puertas para decorar tu hogar

Una pieza crucial en el diseño de nuestro hogar

En la actualidad, las puertas constituyen un elemento fundamental, no solo en la infraestructura, sino también en la decoración del hogar. En este sentido, estos elementos permiten crear y definir espacios de acuerdo al estilo que queremos proyectar. Por lo que, a través de las puertas podemos individualizar una estancia y distribuir correctamente nuestro hogar.

De esta manera, la selección de estas es un proceso complejo que debe ser estudiado con responsabilidad. Tomando en cuenta que las mismas son elementos estructurales y por ende deben ser versátiles, adaptándose a los cambios de estilos que puedan darse a futuro en nuestro hogar.

Por otro lado, en el mercado existe una gran gama de opciones. Las mismas pueden variar tanto en su material de fabricación como en la atención al detalle que posea el elemento.  Por lo que, hoy te traemos los tipos de puertas más populares en el mundo del diseño y la decoración de interiores, y cómo estas logran integrarse en los diferentes estilos del hogar.

Mejores puertas de interiores a emplear en la decoración del hogar

Las puertas de paso en el interior de nuestro hogar son las que nos dan acceso al mismo y nos permiten desarrollar nuevos espacios. De hecho, gracias a ellas podemos independizar las estancias para crear espacios originales adaptados a nuestro estilo y preferencias.

En este sentido, dentro del gran abanico de posibilidades, las más populares y demandadas en el mercado son las puertas clásicas, plegables y rústicas. Además, muchos diseñadores recomiendan el empleo de puertas lisas modernas, con vidrieras y lacadas en tonos neutros.

Puertas clásicas

Una pieza muy popular entre los diseñadores que permite apostar por lo seguro al brindar gran versatilidad a cualquier ambiente. Este tipo de puertas se han mantenido vigentes desde hace varias décadas gracias a la preferencia de los usuarios.

Las puertas clásicas las podemos adquirir fabricadas en diferentes tipos de madera, que varían en el tono y en la distribución de sus vetas naturales. Por lo que, encontramos puertas en madera de nogal, haya, roble, pino y cerezo, cada uno con colores más fuertes o más suaves, integrándose con facilidad en nuestros entornos.

Puertas plegables y correderas

Este tipo son muy prácticas y ofrecen un gran nivel de funcionalidad en la decoración del hogar. Las mismas son ideales para hogares pequeños o estancias reducidas al estar formadas por paneles que se doblan sin obstruir el espacio. De igual forma, estas puertas ofrecen una buena sensación de amplitud y luminosidad a nuestra casa. Además, son fáciles de limpiar y requieren de muy poco mantenimiento.

Puertas rústicas

Constituyen una opción versátil que aporta gran nivel de personalidad a la estancia. Estas suelen estar fabricadas en madera y pueden encontrarse en diferentes tonos, por lo que permiten lograr decoraciones hermosas e inigualables. Además, las puertas rústicas son ideales para espacios con estilos tradicionales al brindar luz y crear una relación armónica con el resto de los elementos.

Puertas lisas

Son la pieza perfecta para definir un estilo moderno y minimalista en nuestras estancias. Las mismas no poseen ningún tipo de moldura y la dirección de sus vetas puede ser totalmente personalizada.

En este sentido, podemos encontrarlas con vetas horizontales, verticales o mixtas. Generalmente, suelen emplearse en tonos suaves como el blanco, lo que aporta profundidad y luz al entorno, lo que es fundamental en el diseño moderno.

Puertas con vidrieras

Logran la mezcla perfecta entre la madera y el vidrio, apostando por el detalle y la originalidad. De igual forma, son ideales para aquellos espacios que requieran de una buena fuente de luz natural.

Por lo que, permiten definir un espacio más amplio y pulcro, sobre todo si se mezclan con tonos neutros y claros. De hecho, muchos diseñadores recomiendan emplearlas en estilos tanto clásicos como modernos.

Puertas lacadas

Son de gran tendencia y demanda en el mercado, ya que dan el toque que buscamos en la decoración del hogar. Las mismas son sumamente prácticas y aportan una gran variedad de beneficios. Entre ellos destaca su textura suave y de gran calidad al estar pintadas con laca, y no con barniz o tinte.

Por otro lado, las puertas lacadas son altamente duraderas y resistentes. Esto al tener una buena protección ante la humedad y las altas temperaturas. En este sentido, nos aportan una enorme vida útil libre de grietas y perdidas de color. Además, este tipo de puertas aportan gran luminosidad y no requieren de grandes gastos en mantenimiento.

De esta manera, está claro que existe una gran variedad de puertas que podemos incluir en la decoración del hogar. Por lo que, el primer paso es definir nuestro estilo para posteriormente dejar fluir nuestras ideas y comenzar a desarrollar nuestro entorno.

5 muebles clásicos para cualquier estilo

Muebles clásicos que se adaptan a nuestro estilo

Al enfrentarnos con la tarea de decorar nuestro hogar nos encontramos un mundo lleno de opciones y posibilidades. Esto sobre todo en cuanto a la elección de muebles y elementos decorativos que acompañen y logren adaptarse a cualquier estilo.

De esta manera, existe una gran variedad de muebles que logran este objetivo en nuestros entornos. No obstante, podemos encontrar algunos que no pasan de moda y que se han mantenido hasta la actualidad como unas de las mejores opciones en decoración.

En este sentido, nos referimos a un grupo de muebles clásicos y atemporales, que nos brindan gran adaptabilidad a nuestras preferencias. De igual forma, nos permiten definir fácilmente nuestros espacios al aportar carácter y personalidad. Por lo que, hoy te traemos algunos muebles clásicos que acompañan a cualquier estilo que queramos proyectar en nuestro hogar.

¿Por qué elegir muebles clásicos?

Sin importar el estilo que queramos emplear en nuestro hogar, un mueble clásico siempre hará la diferencia. Esto al integrarse con facilidad en nuestro diseño, sin alterar la armonía entre el resto de los elementos decorativos. De hecho, los muebles de épocas anteriores aportan un gran nivel de sofisticación y originalidad a nuestros entornos.

Además, este tipo de muebles prestan gran atención al detalle, lo que le da luz y calidez al espacio. Por lo que, ya sea en un dormitorio o sala, a través de ellos podemos destacar con facilidad cada elemento de la estancia e incluso, lograr enmarcar la habitación.

Cinco muebles clásicos que acompañan cualquier estilo

1.      Sofá Chesterfield

Una pieza clásica de estilo inglés que aporta elegancia y un fuerte carácter a la estancia. Por lo que, ha sido uno de los muebles más famosos a lo largo de la historia del diseño. Inicialmente se podía encontrar tapizado en cuero, con colores oscuros y brillantes. No obstante, en la actualidad contamos con opciones en lino y otros textiles naturales en tonos claros, que aportan un aire de suavidad y una nueva textura.

Ver en Cuorebello

2.      Chaise Longue

Un mueble francés clásico del siglo XVII que apuesta enormemente por el detalle y la sofisticación. El mismo fue ideado para brindar gran comodidad a nuestras estancias al permitirte leer un libro o descansar con el mayor confort y relajación.

Por otro lado, este tipo de muebles puede encontrarse en una gran variedad de tapizados y colores que acompañan a cualquier estilo. Esta es una excelente opción para un dormitorio, sala de estar o biblioteca. Además, podemos acompañarlo de algunos cojines o una manta para conseguir mayor calidez y armonía.

Ver en Cuorebello

3.      Butacas

Son un elemento clásico empleado como una alternativa a sillones o muebles que ocupen gran espacio. Por lo que, podemos utilizarlas fácilmente en los rincones de nuestros dormitorios o salas de estar, enmarcando el espacio y aportando funcionalidad. De igual forma, tendremos para seleccionar entre una enorme variedad de textiles y texturas que se adapten a nuestro estilo.

Ver en Cuorebello

4.      Silla Eames

Una pieza clásica estadounidense de los años 50 que permite proyectar un espacio acogedor y cálido. Este es un mueble que apuesta por lo minimalista y confortable, además de crear un foco de atención para el resto de los elementos decorativos. Por lo que, fácilmente podemos integrarla en diferentes espacios y estilos.

5.      Cómoda

Este mueble clásico, originario de Francia, fue ideado inicialmente como un elemento para guardar nuestra vestimenta en los dormitorios. Sin embargo, el mismo se ha permitido evolucionar a nuevos espacios, adaptándose a nuestras salas de estar, comedores y bibliotecas como un elemento decorativo. Además, las cómodas puedes ser  fabricadas en una gran gama de materiales y colores, por lo que su versatilidad no tiene límites.

De esta manera, es evidente que contamos con una gran variedad de opciones en muebles clásicos que acompañan a cualquier estilo. Por lo que, solo debemos tener una idea clara del diseño que queremos proyectar para comenzar a construir e integrar elementos en nuestra estancia.

4 consejos para el cuidado de muebles

Consejos para el cuidado de nuestros muebles y eliminar malos olores

El mantenimiento de nuestro hogar constituye un aspecto fundamental para lograr transmitir las sensaciones correctas en nuestro entorno. Por lo que, es crucial cuidar a detalle cada uno de nuestros muebles y elementos decorativos, así como eliminar malos olores que estos puedan presentar, tomando en cuenta que nuestras estancias nos definen y son reflejo de nuestra personalidad.

En este sentido, sólo debemos dedicar unos cuantos minutos al día para el mantenimiento de nuestros elementos decorativos. Además, siempre debemos considerar el material con el que se fabrican nuestros muebles para evitar exponerlos a situaciones que los deterioren y disminuyan su vida útil. Por lo que, el día de hoy te traemos algunos consejos vitales para eliminar malos olores en nuestros muebles y para el cuidado correcto de los mismos.

¿Cómo mantener en perfecto estado nuestros muebles?

Hoy en día, existe una gran variedad de productos en el mercado destinados al mantenimiento de los elementos de nuestro hogar.  De hecho, muchos están fabricados específicamente para el cuidado de un solo material, sea madera, metal o vidrio. No obstante, la mayoría de nosotros preferimos mantenernos apegados a lo básico y a lo que ha funcionado durante generaciones.

De esta manera, lo primero que debemos hacer es brindarles más atención a nuestros muebles, de la misma forma que lo hacemos con nuestra ropa o nuestra higiene personal. Esto ya que probablemente nuestra forma de limpieza o la propia rutina en nuestra familia pueden afectar el estado de los mismos.

Limpia a profundidad y mantén tus muebles lejos del sol

Es fundamental una adecuada higiene para el cuidado de nuestros muebles, con el objetivo de eliminar cualquier suciedad o polvo y eliminar malos olores. Por lo que, es recomendable no solo utilizar un trapo o mopa, sino también emplear una aspiradora que permita acceder a los espacios más pequeños. Esto ya que es en el interior de las esquinas y líneas de unión donde se acumula la mayor cantidad de residuos.

Por otro lado, debemos mantener alejados nuestros muebles de grandes fuentes de luz solar directa. Tomando en cuenta que los rayos ultravioletas tienden a deteriorar la madera y la mayoría de los textiles de tapizado. Sin embargo, si es inevitable su explosión al sol, podemos emplear una manta o tela para cubrirlo, e incluso si somos creativos, podemos darle un toque más sofisticado y elegante con algún textil artesanal.

Evita colocar objetos calientes y no tardes en retirar las manchas

Es muy común dejar pasar este aspecto, no obstante, no debemos olvidar que algunos muebles fabricados en madera o melamina no resisten por mucho tiempo el calor. En este sentido, si colocamos algún objeto caliente, no tardará mucho en formarse una mancha o abombamiento. Por lo que, debemos considerar tener siempre a la mano algún mantel o posavasos que evite el contacto directo.

De igual forma, en muchas ocasiones se suelen generar cercos de agua al colocar vasos en nuestros muebles, los cuales al secarse dejan manchas y dañan la estética del mismo. Para ello ,la idea de los posavasos es excelente sobre todo cuando se tienen invitados.

Sin embargo, en algunas ocasiones es inevitable que se genere esta situación, por lo que podemos recurrir a una limpieza rápida. Una forma bastante efectiva es la de emplear un corcho untado con aceite de linaza, el mismo se debe usar para frotar delicadamente la superficie donde está la mancha. Además, también se puede emplear una mezcla de aceite y ceniza para lograr excelentes resultados.

Otro factor vital es el de atender rápidamente cualquier derrame que pueda generar una mancha en nuestros muebles. Esto ya que mientras más tardemos en limpiarla más se impregnará y será más difícil de eliminar. Para ello podemos utilizar un paño limpio, frotando delicadamente y haciendo presión, sin restregar ya que se puede extender más la mancha.

¿Cómo cuidar y eliminar los malos olores de nuestros muebles?

Un aspecto indispensable para mantener los malos olores lejos de nuestros muebles es la limpieza periódica y continua de los mismos. No obstante, algunos olores suelen ser bastante resistentes y tienden a dañar nuestros entornos. Tal es el caso del olor a humedad o a cuero que pueden aparecer fácilmente en algunos muebles cerrados como los armarios o bibliotecas.

Eliminar el olor a humedad

Para eliminar el desagradable olor a humedad, podemos hacer uso de las prácticas tizas antihumedad. En este sentido, podemos colocar unas cuantas barritas de tiza en el interior de nuestro mueble, estas absorberán rápidamente la humedad. Esto permitirá eliminar en cuestión de días el mal olor, e incluso, podrá evitar que se desarrollen las molestas marcas por hongos.

Por otro lado, existen algunos remedios caseros para eliminar el olor a humedad que se basan en la utilización de bicarbonato de sodio. Para este proceso solo debemos tomar un recipiente con agua fría y añadir 6 cucharadas de bicarbonato. Posteriormente mojamos un cepillo en la mezcla y tallamos toda la superficie del mueble alcanzando cada rincón del mismo. Finalmente, debemos secar el mueble con un paño y exponerlo al sol por unas cuantas horas.

Eliminar olor a cuero

Este aroma suele aparecer en nuestros armarios o cajones, sobre todo cuando compramos una nueva chaqueta o un par de zapatos de este material. Por lo que, podemos hacer uso de un poco de café para eliminarlo. Para ello, solo debemos colocar algunos gramos de café molido o en granos en un recipiente dentro de nuestro mueble y mantenerlo cerrado.

De esta manera, luego de un par de días sin abrirlo, verás como desaparece ese olor a cuero. Además, este método permite eliminar otros olores desagradables, como el del sudor o el que puede aparecer en nuestras zapateras. De igual forma, podemos emplear algunos trozos de carbón vegetal para obtener el mismo resultado.

Por lo que, si quieres mantener un adecuado cuidado de tus muebles y eliminar olores desagradables ya tienes una gran cantidad de métodos a la mano. Solo debes dedicarles más tiempo, prevenir accidentes y poner en práctica todos los consejos que te hemos brindado.

Todo sobre muebles de melamina

Muebles de melamina para nuestro hogar: ¿Qué son? ¿Cómo y porqué usarlos?

En la actualidad, existen infinidades de opciones en muebles y decoraciones que podemos emplear en nuestro hogar. No obstante, existe un material que ha ganado gran fama recientemente gracias a su versatilidad y bajo costo. En esta ocasión nos referimos a la melamina, un material utilizado en la fabricación de muebles y elementos decorativos que permite lograr hermosos acabados.

En este sentido, los muebles fabricados con este material se adaptan con facilidad a nuestros entornos, aportando un nuevo nivel de estilo. Sin embargo, dentro de este grupo de elementos de melamina existen una vasta cantidad de diseños, formas e inclusos diferentes métodos de fabricación. Por lo que, el día de hoy te enseñaremos todo lo que debes saber al emplear muebles de melamina en casa y el por qué son nuestra mejor opción.

¿Qué son los muebles de la melamina?

Cuando nos referimos a la melamina, hablamos de un material sintético, fabricado con diversas resinas, que se emplea en forma de láminas para recubrir muebles. De esta manera, la melamina recubre a las fibras de la madera que forman al mueble. Esto con el objetivo de lograr un mejor acabado y a su vez cargar con el estilo del producto.

¿Por qué colocar muebles de melamina en nuestra casa?

Los muebles fabricados con melamina generalmente poseen una tabla interna fabricada con componentes de madera los cuales pueden variar de acuerdo al costo. Esta a su vez se encuentra rodeada por ambos lados de capas melamínicas, sobre las que se imprime el patrón o estilo que se quiera proyectar.

Por otro lado, la melamina aporta una gran variedad de beneficios a nuestra estancia. El primero de ellos gracias a su versatilidad en diseños, lo que brinda la oportunidad de escoger el que mejor se adapte al estilo que proyectamos. De igual forma, los muebles de melamina son verdaderamente accesibles, lo que nos permite decorar nuestra casa con un bajo presupuesto.

Otra de las ventajas bastante conocidas al emplear muebles de melamina en casa, es su resistencia y durabilidad. Por lo que, podemos estar seguros que tendremos un elemento decorativo perdurable en el tiempo, siempre que lo cuidemos y sepamos emplearlo. En este sentido, es fundamental no exponer nuestros muebles de melamina en zonas abiertas o con mucho sol, ya que se puede dañar fácilmente el material.

De igual manera, al estar desarrollados en materiales sintéticos tienen a brindar permeabilidad al agua, lo que facilita su limpieza y cuidado. No obstante, si la tabla interna del mueble se expone por mucho tiempo al agua por algún daño, esta tiende a captar la humedad e hincharse.

Finalmente, un gran beneficio al emplear muebles de melamina en casa, radica en la capacidad antibacteriana que poseen las resinas utilizadas para su fabricación. Por lo que, es ideal para las estancias donde tenemos niños pequeños o mascotas, evitando así la proliferación de enfermedades. Esto siempre de la mano con una correcta higiene y limpieza del entorno.

Tipos de muebles fabricados con melamina

Algo fundamental que debemos tener en cuenta al decidir adquirir un mueble de melamina, es que no todos son iguales en su interior. De hecho, existen dos formas de fabricación de su tabla interna que permiten variar desde la textura, hasta el acabado final del mueble.

Tabla interna de Aglomerado

Este tipo de interior es el más común en estos muebles, el mismo está desarrollado con desechos derivados de la madera como lo es el aserrín. Por lo que, al abrirlo podemos observar fácilmente las grandes fibras en su interior. Esto puede proyectarse hasta la superficie, lo que puede generar un aspecto desprolijo y poco uniforme.

Las tablas de aglomerado suelen emplearse gracias a su bajo costo y peso. No obstante, se debe ser muy cuidadoso al seleccionar nuestros muebles con este material, ya que son de difícil fabricación y algunos pueden tener acabados de baja calidad.

Tabla interna de MDF

Este tipo de material es el más recomendado al escoger muebles de melamina para nuestro hogar. Esto ya que para su fabricación se emplean fibras de madera unidas y comprimidas por presión y calor. Por lo que, el resultado final nos ofrece mayor durabilidad y resistencia. Además, brinda una superficie totalmente lisa al tacto en nuestros muebles.

No obstante, los muebles con este tipo de interior suelen ser más costosos y mucho más pesados. En este sentido, debemos considerar muy bien las ventajas y desventajas que posee y cómo afectan a nuestro proyecto de decoración.

Opciones de muebles de melamina que podemos emplear en nuestra casa

El empleo de los muebles de melamina se ha popularizado de sobremanera en nuestros hogares. Por lo que, podemos encontrar una gran variedad de opciones que abarcan desde la sala y el dormitorio, hasta el baño y la cocina. No obstante, siempre debemos considerar las condiciones ambientales a las que lo estaremos exponiendo.

De esta manera, podemos encontrar armarios, mesas grandes y pequeñas, bibliotecas, mobiliario de baño, estantes y más. De hecho, actualmente su empleo en las cocinas es casi indiscutible, al aportar gran estética y facilitar la limpieza del entorno. Además, algo crucial es la facilidad con la que un solo mueble de melamina puede adaptarse a diferentes estancias, permitiendo redecorar nuestra casa y darle un aire distinto en diferentes épocas.

¿Es mejor los muebles de melamina o los de madera?

La respuesta a esta pregunta puede variar mucho de acuerdo al punto de vista de cada diseñador. Esto tomando en cuenta el estilo que queremos proyectar en nuestra estancia y sobre todo el presupuesto con el que estamos trabajando.

De esta forma, si la variable a considerar es el costo, es claro que los muebles de madera maciza tienden a tener costos más elevados, por lo que la melamina tendría ventaja. Sin embargo, a medida que incrementa nuestra búsqueda de superioridad en calidad para nuestros muebles de melamina, podemos encontrar precios bastante altos. Por lo que, siempre debe existir un equilibrio entre lo que realmente queremos y cuánto estamos dispuestos a cancelar.

No obstante, en cuanto al estilo y diseño, ambas opciones ofrecen excelentes resultados. De hecho, no es necesario escoger entre una y otra, ya que fácilmente podemos crear espacios hermosos empleando ambos materiales en nuestros muebles.

Por lo que, está claro que los muebles de melamina son una de las mejores opciones para nuestro hogar, con gran versatilidad, variedad en estilos de decoración y una excelente relación calidad/precio.