Electrodomésticos eficientes para ahorrar energía

Compra electrodomésticos eficientes y haz buen uso de ellos: saldrás ganando.

En muchos centros comerciales y pequeñas tiendas ya han empezado las rebajas de enero. Después del esfuerzo económico que han supuesto las navidades, nada como este respiro que permite hacer inversiones en la casa, para mejorarla, sin gastarte una suma elevada de euros. Si necesitas cambiar tu vieja nevera o tu lavadora o lavaplatos, este es un buen momento para tomar dicha decisión.

Desde el comparador Acierto han recopilado algunas ideas para hacer posible el ahorro energético con el uso de electrodomésticos eficientes así como con actitudes y gestos responsables.

Electrodomésticos eficientes… y mucho más

Fuente: Pixabay

La plataforma de comparativas mencionada ha analizado los patrones de consumo de las empresas y familias españolas y su evolución a través de la crisis de la COVID-19, arrojando diferentes perfiles en función de los hábitos de los usuarios.

Pero todos estos patrones se han visto alterados como consecuencia del teletrabajo y la pandemia. Solo en marzo pasado el consumo de luz aumentó en los hogares un 28%, lo que supuso un incremento de las facturas de entre 15 y 30 €.

El ahorro energético continúa siendo una asignatura pendiente para los españoles, ya que a la hora de decidirse por un electrodoméstico o por otro, no se tiene apenas en cuenta su consumo. Al igual pasa con la calificación energética de una vivienda: es el factor que menos influye a la hora de decidir su adquisión, cuando elegir una casa sostenible puede suponer alrededor de un 40% de ahorro.

Cuáles son los aparatos que más gastan

Fuente: Pixabay

Los electrodomésticos son -junto a la calefacción- los que tienen un consumo de electricidad más alto. Además de su gran tamaño, algunos de ellos están conectados de manera continua a la red. Pero, contrariamente a lo que se pueda pensar, el frigorífico -encendido de día y de noche- no es el que resulta más caro de mantener. Son la lavadora y la secadora los que producen un gasto energético mayor. Le sigue el horno, el lavavajillas y la aspiradora.

En el tema del ahorro, la cocina y los electrodomésticos eficientes son el centro neuralgico. Los de clase A, A+ y A++ están en la cabeza de la eficiencia. Tenlo muy en cuenta al comprarlos y aprende también cómo usarlos.

Vitrocerámica y Horno, electrodomésticos eficientes

Fuente: Pixabay

Son dos de los que más “tiran” de red eléctrica. Pero si adquieres electrodomésticos eficientes, notarás mucho la diferencia. Por ejemplo, la vitrocerámica de inducción gasta mucho menos que la que no lo es y resulta más segura. En cuanto al horno, los pirolíticos ofrecen una limpieza muy cómoda, pero su principal contraprestación es que utilizan muchísima energía para ello.

Fuente: Pixabay

TTen en cuenta la posibilidad de preparar al mismo tiempo dos o tres platos en el horno, de esta forma no solo ahorras energía, también evitas pasar tiempo de más en la cocina. Y otro consejo: cuando guises, no abras la puerta durante la cocción, ya que la temperatura interior baja considerablemente, necesitando mayor aportación de calor para alcanzar los grados programados. Además, es conveniente utilizar el calor residual cuando el horno ya está apagado -los últimos 10 minutos- para terminar de guisar el plato.

Frigorífico: no abrir y cerrar continuamente

Fuente: Pixabay

El primer paso para ahorrar con un electrodoméstico eficiente es elegir bien su ubicación. En el caso del frigorífico, hay que colocarlo lejos de las fuentes de calor y evitar estar abriendo y cerrando la puerta de manera continua.

También es importante retirar los cartonajes o envoltorios de los productos que se metan en él y no introducir alimentos templados o calientes: es mejor esperar a que se enfríen por completo.

Lavadora, secadora y lavavajillas, siempre llenos

Fuente: Pixabay

La norma de oro en el uso de la lavadora es procurar que la carga esté llena siempre, sin que el tambor quede a la mitad ni tampoco a tope. El mismo consejo se puede aplicar al lavavajillas. En el primer caso, es decir, el de la lavadora, la temperatura para lavar debe ser de entre 30-40º C, siendo en el lavaplatos más elevada, para que se elimine por completo la suciedad. Antes, conviene enjuagar bien los platos, lo que permitirá programar ciclos de lavado más cortos.

Si estás pensando en renovar tu lavadora, elige un modelo termoeficiente, ya que reduce un 25 % el tiempo de lavado, y si después piensas en secar la ropa, los programas de centrifugado a 1200 rpm ayudan a ahorrar un 20% de energía.

Así que ya sabes, los electrodomésticos eficientes te ayudan a realizar un consumo energértico más responsable y son sencillos de identificar gracias a la etiqueta energética. Y además, tienes la ventaja de que -conociendo bien sus características- siempre puedes comprar los electrodomésticos online, sin tener que desplazarte a la tienda.

Campanas extractoras para las cocinas más chic

A menudo cuando instalamos los electrodomésticos y muebles de una casa la campana extractora es lo último en lo que pensamos. No porque no sea necesario sino porque nos da la sensación que es un aparato que precisamente es muy necesario pero no se nos ocurre que pueda aportar al diseño de la cocina. Pues queremos demostrarte que esto no es así. Y es que los nuevos diseños son perfectos para darle a tu cocina el toque de diseño que necesita. Lo importante para esto es saber elegir la 
campana extractora más idónea para tu caso. 

¿Cómo hacerlo? Te damos algunos trucos.

Campanas extractoras


Existe un mundo en lo que se refiere a las campanas extractoras, y las hay de muchos tipos. Lo importante es elegir la que encaje con tu cocina. Referente a las modalidades, estas son algunas que podrás escoger:
  • Aquellas que están integradas en un armario de la cocina y se ponen en marcha cuando lo abrimos o tiramos de la puerta.
  • Las que se instalan en un mueble alto, son las que tenemos más vistas.
  • Telescópicas. Aquellas integradas en muebles pero que solo se ven cuando están en funcionamiento.
  • Campanas de superficie. Las que se instalan directamente en la encimera.

De todas estas modalidades encontramos diseños muy diferentes. Algunas preparadas para ser instaladas en una isla otras para incorporarse en una cocina de pared.

Pero lo importante si nos fijamos en el diseño y en la decoración de la cocina, es elegir una que tenga el diseño más adecuado y con el material y color que más encaje en nuestra cocina. Las hay de muchos tipos así que hay margen para elegir.

Escoger una campana extractora

A la hora de escogerla, no solo podemos basarnos en el diseño, hay cosas básicas que tenemos que tener en cuenta si queremos que funcione bien.

  • El tamaño debe ser, al menos, el de la placa de cocina. Si la anchura es menor no absorberá bien los humos y olores. Si la placa es, por ejemplo, de 60 centímetros, la campana debe tener al menos 70 o 80 centímetros de ancho.
  • La potencia es muy importante, y una vez más debe decidirse en función del tamaño de nuestra cocina. ¿Cómo calcularlo? Multiplica los metros cuadrados de la cocina por la altura y el resultado multiplícalo por 12. La cifra resultante es la potencia en m3/h que necesitas para tu campana.
  • Mejor con salida de humos exterior. Aunque existen sistemas para evitar la salida al exterior, en casos en que no se pueda hacer, siempre es preferible que la salida de humos sea al exterior.
  • Ten en cuenta las nuevas funcionalidades. Las campanas más modernas ya incluyen automatismos muy interesantes, que debemos tener en cuenta a la hora de elegirlas. Por ejemplo, algunas se pueden programar, o se encienden automáticamente cuando se genera humo en la cocina o se apagan cuando detectan que se ha acabado de cocinar. Funcionan con sensores y son muy interesantes.
Como puedes comprobar el de las campanas extractoras es un mundo, y seguro que puedes encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades y quede perfecta en tu cocina.