Convertir una habitación en un vestidor

¿Cuántas veces os ha pasado que os sobra una habitación en casa y al final se convierte en la habitación de los trastos? Y al final ni es dormitorio ni nos sirve para almacenar cosas. La solución: convertir una habitación en un vestidor.

Esto es exactamente lo que le pasaba a una de mis clientas, que acumulaba ropa, cajas y maletas en una habitación de la casa como si fuera un trastero. En este caso, la clienta quería una habitación de invitados pero también necesitaba un lugar para el almacenaje, lo que le hizo pensar si en vez de un dormitorio para los invitados hacía solamente un vestidor.

Habitación y vestidor en un mismo espacio

La solución de Neutradecor fue combinar las dos cosas, y fue un acierto total porque ¡la habitación quedó preciosa! Y lo más importante, con mucho espacio para guardar cosas.

Para que el proyecto cumpliera con las expectativas de ser una habitación para invitados además de un espacio funcional, se colocaron varios elementos de almacenaje, pero intentando que el resultado no fuera agobiante. No hay nada peor que una habitación sobrecargada, por eso mi principal reto fue centrarme en conseguir todo lo contrario.  Esto se logró rebajando los tonos de las paredes, utilizando mobiliario en tonos neutros y con espejos exteriores en los armarios y uno de gran tamaño en una de las paredes. Se acompañó de una cama, que hacía función de sofá, de cama individual o de cama doble, ya que la parte de debajo se puede extraer.

Para la decoración se añadieron pocos elementos pero que dieran personalidad al conjunto del espacio también en tonos neutros y cálidos como cuadros, plantas, una lámpara transparente..

Todo el mobiliario que utilizamos es de Ikea, por lo que la inversión fue muy baja además es muy funcional.  ¿Qué os parece el resultado?

 

 

The post Convertir una habitación en un vestidor appeared first on NeutraDecor.

Convertir una habitación en un vestidor

¿Cuántas veces os ha pasado que os sobra una habitación en casa y al final se convierte en la habitación de los trastos? Y al final ni es dormitorio ni nos sirve para almacenar cosas. La solución: convertir una habitación en un vestidor.

Esto es exactamente lo que le pasaba a una de mis clientas, que acumulaba ropa, cajas y maletas en una habitación de la casa como si fuera un trastero. En este caso, la clienta quería una habitación de invitados pero también necesitaba un lugar para el almacenaje, lo que le hizo pensar si en vez de un dormitorio para los invitados hacía solamente un vestidor.

Habitación y vestidor en un mismo espacio

La solución de Neutradecor fue combinar las dos cosas, y fue un acierto total porque ¡la habitación quedó preciosa! Y lo más importante, con mucho espacio para guardar cosas.

Para que el proyecto cumpliera con las expectativas de ser una habitación para invitados además de un espacio funcional, se colocaron varios elementos de almacenaje, pero intentando que el resultado no fuera agobiante. No hay nada peor que una habitación sobrecargada, por eso mi principal reto fue centrarme en conseguir todo lo contrario.  Esto se logró rebajando los tonos de las paredes, utilizando mobiliario en tonos neutros y con espejos exteriores en los armarios y uno de gran tamaño en una de las paredes. Se acompañó de una cama, que hacía función de sofá, de cama individual o de cama doble, ya que la parte de debajo se puede extraer.

Para la decoración se añadieron pocos elementos pero que dieran personalidad al conjunto del espacio también en tonos neutros y cálidos como cuadros, plantas, una lámpara transparente..

Todo el mobiliario que utilizamos es de Ikea, por lo que la inversión fue muy baja además es muy funcional.  ¿Qué os parece el resultado?

 

 

The post Convertir una habitación en un vestidor appeared first on NeutraDecor.