4 consejos para decorar nuestra oficina con un estilo moderno

En la actualidad, el concepto de oficina se encuentra en constante evolución tomando en cuenta los avances tecnológicos que influencian su diseño. En este sentido, el estilo moderno es una de las mejores opciones para el ambiente laboral, ya que transmite buena energía y potencia nuestra productividad.

De igual forma, el diseño que empleamos al equipar nuestra oficina es reflejo de lo que como profesionales podemos ofrecer al público. Por lo que, es vital generar un entorno que promueva la confianza y evoque el interés del cliente con solo entrar en esta.

Para ello, debemos hacer un uso correcto de los elementos decorativos y una elección adecuada de los diferentes muebles que darán forma a esta estancia. Esto con el objetivo de ofrecer un ambiente acogedor, motivador y sobre todo multifuncional.

No obstante, al equipar nuestra oficina debemos imaginarla como un entorno de productividad y no como una fuente de estrés y aburrimiento. Por lo que, hoy te brindamos los aspectos claves que debemos considerar al escoger cada elemento, logrando un estilo moderno y confortable.

Muebles fundamentales en un entorno laboral moderno

Es vital que los muebles que seleccionemos para equipar nuestra oficina guarden coherencia con el servicio que estemos desarrollando. En este sentido, si queremos generar un concepto moderno, debemos hacer uso de elementos con líneas rectas y texturas suaves, que brindan carácter al entorno.

De igual forma, debemos evitar a toda costa los elementos ornamentados o que ocupen gran volumen, y centrar nuestra atención en aquellos muebles neutros y funcionales. Además, para lograr un estilo minimalista y ordenado, debemos evitar sobrecargar la estancia de decoraciones innecesarias.

En líneas generales, los muebles que nunca deben faltar al equipar nuestra oficina son: una mesa o escritorio, sillones o sillas confortables y algún mueble de almacenamiento. Además, algunos decoradores recomiendan integrar una mesa auxiliar, donde se pueda colocar dispositivos como la impresora y el teléfono.

Escritorio práctico y funcional

Un mueble crucial en cualquier oficina es un escritorio o mesa de trabajo amplio y funcional donde puedas desenvolverte sin ningún inconveniente. Para lograr aportar un toque moderno, podemos seleccionar un escritorio de superficie lisa, bordes pulidos y de tonos neutros.

De igual manera, debemos considerar la ergonomía y confort que ofrece el mismo, ya que en este pasaremos largas horas de trabajo. Por otro lado, al equipar nuestra oficina debemos escoger un escritorio que posea algún apartado de almacenamiento, para tener mayor practicidad al guardar algún elemento rápidamente.

Asiento cómodo y ergonómico

Es fundamental equipar nuestra oficina con una silla confortable y acolchada que brinde buen soporte a nuestra espalda y columna. Esto ya que de acuerdo con la Academia Americana de Médicos de Familia, un 90%de las personas sufren dolor de lumbar en algún punto de sus vidas. Por lo que, debemos prever esta situación y considerar un asiento que beneficie a nuestra salud y fortalezca nuestra productividad.

De igual forma, para lograr un concepto minimalista y moderno, se pueden emplear sillas con tonos claros, de estilo futurista, fabricadas en metal o madera y totalmente acolchadas. Además, podemos equipar nuestra oficina con otro par de sillas o un sillón que brinde comodidad y libere cualquier tensión que pueda cargar nuestro cliente.

Decoración moderna y minimalista en nuestra oficina

Paleta de colores

Es importante transmitir buenas sensaciones dentro del ambiente laboral, esto se logra a través de un correcto manejo de los colores. Para ello, podemos emplear tonos suaves como el blanco o el azul claro en las paredes, con el objetivo de crear un lienzo claro y transmitir serenidad.

De igual forma, podemos utilizar tonos más fuertes y llamativos en los muebles y las decoraciones para generar otro grupo de percepciones. Tal es el caso del morado y verde que potencian la creatividad, o el naranja que genera dinamismo y energía en la estancia.

Elementos decorativos

Finalmente, no debemos olvidar agregar un toque de elegancia y futurismo a través de los elementos decorativos. En este sentido, podemos emplear algún cuadro de contenido abstracto o geométrico, así como también decoraciones cromadas o en madera oscura.

Además, al equipar nuestra oficina es recomendable integrar elementos naturales como las plantas. Esto ya que las mismas aportan aroma y dan brillo al entorno.

Por lo que, está claro que al decorar nuestra oficina contamos con muchas opciones de diseño, pero decidirnos por un estilo moderno es una de las mejores opciones. El mismo ofrece un concepto futurista que evoluciona con facilidad y se adapta a diferentes entornos laborales.