15 Soluciones para un salón estrecho y alargado: Mobiliario y decoración

Hay muchas soluciones, ideas y consejos para decorar un salón estrecho y alargado, y, aunque todas son buenas, tienes que escoger las que se adapten a tu salón y a tus necesidades.

Pues, aunque un salón estrecho es un salón estrecho aquí y en Japón, cada uno tenemos unas necesidades, unas demandas y unas particularidades específicas, ¿verdad?

Por ello he preparado estos 15 salones estrechos, alargados y cortos, algunos pequeños, otros grandes; para que, de entre todas las soluciones que han adoptado para ser decorados y amueblados con acierto, escojas la que realmente se ajuste a tus necesidades.

Dicho esto, vamos a ver estas 15 soluciones para decorar y amueblar un salón estrecho.

Prioriza el sofá

Fotografía Marie Lyne Quirion

El sofá es el mueble más importante del salón, o de la mayoría de ellos. Si en tu caso también lo es, compra o elige primero el sofá.

Un sofá en el que te sientas cómodo y a gusto, aunque se coma el terreno.

Piensa que, si tú eres de los que usan mucho el sofá, si pones uno pequeño, que no se ajuste a tus demandas y en el que no te termines de sentir cómodo, tendrás un salón más despejado, pero incómodo.

Por ello, si tú quieres, necesitas y te gusta un sofá grande, apuesta por él. Eso sí, ten en cuenta de que al priorizar el sofá, tendrás que hacer probablemente otros sacrificios, como un mueble tv más pequeño o prescindir de él, entre otros ejemplos.

Fíjate en el salón de arriba de estas líneas. Tiene un gran sofá, cómodo, en el que ver la tele, dormir, juntar a los amigos o familiares, etc. Pero el resto es mini.

Además, aunque escojas un sofá ancho, de varias plazas, intenta escogerlo lo menos voluminoso posible. Hay sofás de 4 plazas relativamente pequeños visualmente, y luego sofás de 4 plazas que parecen autobuses. Mira abajo:

Sofá de 4 plazas de corte ligero:

Sofá de 4 plazas grande:

¿Cuál dirías que es más grande? El segundo sofá, ¿verdad? En realidad el primero mide 40 cm más largo que el segundo, pero el segundo parece mucho más grande y pesado, ¿verdad?

No quiero decir que el primer sofá sea mejor que el segundo. Es un ejemplo para que veas que, aunque quieras un sofá grande, de cuatro plazas, por ejemplo, no tienes por qué comprar un sofá que parezca un tanque.

Hay sofás grandes de corte ligero, que son ideales para salones estrechos pequeños.

Sigamos:

Utiliza los rincones y la arquitectura de tu salón

Diseño y fotografía Jacquelyn Clark

Si ubicamos los muebles siguiendo las líneas naturales de la arquitectura interior del salón, haremos que este sea más fluido, más armónico, haciendo que cada cosa parezca que está en su lugar natural.

Mira el salón de arriba. Se ha colocado un gran sofá esquinero en el rincón y encaja perfectamente con él.

No siempre es posible hacer esto, pero si puedes, intenta acomodar los muebles a las líneas naturales de tu salón, aprovechando esquinas, rincones o cualquier otra idiosincrasia que tenga tu salón.

Veamos otra solución para amueblar y decorar un salón estrecho.

No pongas televisión

Diseño y fotografía So Much Better With Age

Este consejo o solución para ganar espacio en un salón estrecho solo sirve si tú no ves la televisión.

Hay muchas personas que no ven la televisión, pero como la idea colectiva de un salón telecéntrico está tan extendida, a la hora de amueblar su salón, siempre ponen televisión y mueble televisión, incluso si no la utilizan.

Si tú no la utilizas, puedes prescindir completamente de ella, así como del mueble tv, y ganar espacio para poner, por ejemplo, una chimenea, como vemos en el salón estrecho de arriba de estas líneas.

O una biblioteca, o una mesa de comedor, o cualquier otra cosa que sí vayas a utilizar, en lugar de la televisión.

Sigamos.

Mimetiza los muebles

Algo que funciona muy bien para integrar muebles en espacios pequeños, o grandes, es pintar las paredes del mismo color que los muebles, haciendo que estos se mimeticen con las paredes y, visualmente, todo quede más ligero.

Solo tienes que ver el salón estrecho de arriba con muebles blancos y paredes blancas, para darte cuenta que lo que digo es verdad y funciona.

Este consejo viene bien si ya tienes muebles, especialmente en tonos claros y quieres darle un cambio a tu salón estrecho sin gastar mucho: Pinta las paredes del mismo color y verás el cambio.

Veamos más soluciones para salones estrechos.

No pongas mueble TV

Diseño y fotografía Studio Dotti

Si tú necesitas sí o sí televisión en tu salón, puedes prescindir del mueble tv y ganar espacio o hacer que el salón se vea más despejado.

Hoy en día casi todos tenemos ya televisores planos que podemos instalar en la pared con soportes para televisión a un precio muy económico.

Así pues, si tú solo utilizas el mueble tv para poner la televisión, y no necesitas espacio de almacenaje, podrías contemplar la opción de prescindir del mueble tv.

En el salón de arriba no han puesto mueble de televisión y han colgado la tv en la pared y, como puedes ver, el resultado es un salón estrecho pero ligero y despejado.

Si necesitas un mueble tv o te gusta tenerlo, entonces puedes hacer la siguiente idea:

Instala una balda

Una balda como mueble tv te va a permitir tener una superficie para poner una televisión, así como algo de almacenaje en la propia balda, ya sea suelto o dentro de alguna caja, por ejemplo.

Pero, al tratarse de una balda y no de un mueble, el salón no perderá profundidad, ya que el ojo, aun con la balda puesta, puede ver toda la pared y no le parece todo tan recargado ni estrecho.

Pasemos a otra idea:

Quita las cortinas

Siempre y cuando no las utilices por un tema práctico, como regular la luz o tener privacidad en casa, yo soy muy partidario de quitar las cortinas en espacios pequeños.

Hacen que los salones se vean más grandes, más luminosos y, en el caso de los salones estrechos que tienen la ventana al final del salón, como el que vemos justo arriba, también hacen que se vean más anchos.

¿Tienes cortinas puestas?

Haz la prueba. Quítalas. Sal de casa, tómate una cerveza y cuando vuelvas a casa, verás qué gran diferencia y el impacto que te causa ver el salón sin cortinas.

Y si necesitas cortinas…

Si pones cortinas, que sean ligeras y, a ser posible, que no ocupen toda la pared, como vemos en este salón de arriba.

Si ocupan toda la pared, y el ojo no ve ese tramo de pared, le va a parecer más pequeño todo, más estrecho.

Sin embargo, si son cortinas ligeras y dejan ver pared, el ojo ve continuidad con el resto de paredes y el espacio no parece tan estrecho ni tan pequeño.

Algo tan “pequeño” como el tipo de cortinas que pones puede definir en gran medida cómo ves tu salón. Así que presta especial atención a este elemento porque puedes sacarle mucho partido.

Además de las cortinas, también puedes utilizar estores, si necesitas poner algo en las ventanas. Por lo general son más ligeros y tienen menos peso visual que las cortinas.

Presta atención a los detalles arquitectónicos

Diseño y fotografía Apezinho by Nathy

No siempre es posible, pero si vas a hacer reforma o tu salón tiene detalles arquitectónicos destacables como techos a doble altura, foseados y candilejas para las luces, aprovéchalos o haz que te los instalen en la reforma que vayas a hacer, para ganar riqueza visual y decorativa.

Fíjate en el salón de arriba qué pequeño y estrecho es. Además de estar muy bien decorado, es el techo con candilejas y focos empotrados a doble altura lo que hacen que este salón tenga un diseño moderno y singular que le da mucha personalidad, y mucho estilo.

Aprovecha el espacio vertical y las alturas

Todo el conjunto de IKEA

Si necesitas un salón con muebles para guardar muchas cosas, por muy pequeño que sea, siempre tendrás las paredes para añadir muebles y aumentar así la capacidad de almacenaje.

En este salón que vemos justo arriba de IKEA, vemos cómo se han instalado varios módulos de la estantería Billy al lado de la ventana y otro arriba de la misma, aprovechando el espacio vertical con mucho acierto.

Hazlo coqueto, hazlo bonito

Diseño y fotografía MeuApartamentinho

Piensa en cada pieza antes de añadirla, en cómo va a quedar, como va a lucir ella misma y con el resto de elementos.

Todo lo que añadas que sea para embellecer el conjunto.

Fíjate sino en el salón de arriba, lo estrecho y pequeño que es, y sin embargo desprende personalidad, está perfectamente decorado, es bonito, coqueto y encantador. ¡No le falta detalle!

Comunica el interior con el exterior

Para llevar a cabo esta solución para salones estrechos es necesario hacer reforma, ya que la idea es instalar un ventanal en lugar de puerta en la pared que de acceso a la terraza.

Muchos pisos tienen acceso a la terraza mediante una simple puerta.

Una idea para ampliar visualmente el salón y hacerlo más grande es hacer que este se comunique con la terraza o balcón, mediante un gran ventanal, sin paredes.

Luego está en tu mano o no, añadirle cortinas. Si no se las añades, la sensación de profundidad y cohesión de los espacios exterior e interior será mayor.

No metas muebles a la fuerza

Diseño y fotografía Centsational Style

Por lo general, todos queremos en el salón una zona de sofás y otra para comer. Obteniendo así el clásico salón comedor de toda la vida.

Y eso está bien siempre y cuando no sea forzado. Si tienes espacio en la cocina para instalar una mesa de comedor, pero no así en el salón, es mejor que no la metas con calzador y utilices esa zona que ibas a meter la mesa para añadir otros elementos.

En el salón de arriba se optó por añadir una zona de asientos que completa la zona de sofá y no satura el espacio, y el resultado es, cuando menos, encantador.

Todo esto siempre y cuando tengas espacio en la cocina para comer, por supuesto.

No añadas más decoración de la necesaria

Diseño y fotografía Casinha de Brinquedo

Solo con los muebles necesarios y justos, puedes lograr un salón de revista, por muy estrecho que sea y por muy pocos muebles que tengas.

Siempre y cuando los añadas con sabiduría, con una previa planificación y estudio de tu espacio, lograrás un ambiente realmente encantador.

El salón de arriba nos muestra esta idea en su estado más puro.

Tiene los muebles y la decoración justa para un espacio pequeño, pero cada pieza luce por sí sola, y todo el conjunto hace un salón muy bonito y completo. No le hace falta de nada, ni tampoco le sobra.

Cuidado con los efectos visuales al pintar

Diseño y fotografía Rose on the Row

Este salón de arriba está bien decorado, aunque se le hubiera podido sacar más partido y hacer que pareciera más ancho de lo que es.

Si te fijas, han pintado las paredes de negro excepto la zona de las ventanas, que la han pintado de blanco. Esto hace que, visualmente, el salón parezca todavía más estrecho de lo que es.

Si no quieres cometer errores con la pintura, mira estos trucos para transformar un espacio con pintura.

¿Crees que este artículo puede ayudar a algún amigo o familiar? Compártelo. ¡Gracias!

Y ahora sigue aprendiendo ideas y soluciones con estas 50 ideas para decorar un salón pequeño.

La entrada 15 Soluciones para un salón estrecho y alargado: Mobiliario y decoración se publicó primero en Mil Ideas de Decoración.

23 Bancos estrechos y bonitos para el recibidor. (O para donde quieras)

Poner un banco en el recibidor siempre me ha parecido una buena idea y no solamente práctica, sino también decorativa, pues si se añade el banco adecuado, le da un plus decorativo a la entradita que la decora muy bien.

El “problema” con los bancos es que como están pensados para sentarse, tienen que tener una profundidad mínima y en algunos casos esa profundidad no los hace todo lo estrechos que quisiéramos, ¿verdad?

Por ello he preparado este artículo, donde he recogido 24 bancos para el recibidor estrechos. Pero estrechos de verdad. Vamos a ver modelos que tienen incluso menos de 25 cm de profundidad.

Los hay de todo tipo y para todos los estilos, algunos con almacenaje, otros solo para sentarse, algunos con zapatero incluido, otros sin él, etc. Pero todos comparten una misma cosa: Son bancos estrechos. Vamos a verlos que entre estos modelos seguro que se encuentra el que buscas para tu recibidor. Empezamos.

Empezamos con este bonito modelo de Kave Home. Un banco de madera natural, con unas medidas muy buenas tanto de largo como de profundidad, pues mide 100 cm de largo y solo 32 cm de profundidad. Es decir, un banco estrecho, perfecto para recibidores o entraditas estrechas o que cuenten con poco espacio de paso.

Es un banco muy bonito que puede sumar decoración para un recibidor de cualquier estilo, ya sea nórdico, minimalista o incluso rústico. Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en Kave Home.

Veamos el siguiente modelo:

Si buscas un banco bonito, sencillo pero elegante, con espacio de almacenaje y, además, estrecho, este modelo es para ti.

Todo en blanco, para poder integrarlo con cualquier otro color o material que tengas en el recibidor.

Cuenta con 6 prácticos cajones y con unas medidas perfectas de tan solo 30 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Pasemos al siguiente:

Este otro banco estrecho tiene un marcado estilo industrial/rústico. Está fabricado con madera de mango y metal negro, y tiene un cojín acolchado en su asiento.

Además, como ves, también es un banco con almacenaje, gracias a sus tres cajones, en los que podemos guardar lo que queramos, desde zapatos, la correa del perro o lo que queramos.

Naturalmente, como todos los bancos que vamos a ver este también es estrecho, pues solo mide 30cm de profundidad, menos que el anterior. Puedes ver más detalles o comprarlo en aquí, VidaXl.

Sigamos.

Este es uno de mis bancos estrechos favoritos. Y no solo porque sea un banco con cojín acolchado y un zapatero, sino porque tiene unas medidas buenísimas para integrarse en cualquier recibidor por pequeño que sea.

Mide 74 cm de largo, por tan solo 24 cm de profundidad. Una maravilla vamos.

Además, su diseño y sus acabados en blanco con el cojín en gris, le hacen perfecto para integrarlo en cualquier recibidor.

Por si no fuera poco, tiene unas valoraciones y opiniones de clientes de las más altas, y en excelente precio de tan solo 64€.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en Amazon.

Veamos el siguiente banco estrecho:

Este otro banco no tiene zapatero ni tiene almacenaje como puedes ver. Es un banco que simplemente nos ofrece un asiento y un extra decorativo.

Perfecto para recibidores de estilo rústico por sus líneas rudas y su acabado artesanal.

Respecto sus medidas, son muy buenas, pues mide 100 cm de largo, por tan solo 28 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Veamos otro:

Este otro banco tiene un diseño muy cuidado. De estilo industrial vintage, simula una cuba de metal antigua e industrial.

Cuenta con un armazón de metal en negro y un cojín acolchado para sentarnos cómodamente.

Además, tiene espacio de almacenaje, pues el cojín beige se levanta y podemos disponer de todo su interior para guardar lo que queramos.

Respecto a sus medidas, muy buenas: 103 cm de largo por tan solo 30 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Sigamos.

Si buscas un banco de estilo moderno que se adapte a prácticamente cualquier recibidor moderno, el que vemos arriba de estas líneas es un modelo perfecto.

Es un banco/baúl con almacenaje de diseño moderno, sencillo y tapizado todo él en cuero sintético. Vamos que se va a integrar perfectamente en un recibidor moderno sin problema alguno.

Su profundidad es de tan solo 30cm. Y digo solo la profundidad porque tal y como ves en la imagen, además está disponible en tres tamaños diferentes, largo, mediano y pequeño, pero todos ellos con una profundidad de 30 cm.

Un banco moderno y estrecho que puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Veamos otro banco:

Esta banqueta es otra de mis favoritas por su diseño. Su estilo moderno y nórdico la hace perfecta para integrarla en la mayoría de recibidores contemporáneos.

Incluso aunque tu recibidor no sea de estilo nórdico, sus patas de madera y su asiento tapizado en gris medio, la hacen ideal para acoplarse a cualquier otro estilo.

Además, tiene unas medidas muy buenas de 99 cm de largo por tan solo 30 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en La Redoute.

Pasemos al siguiente.

Si el anterior banco te gustaba pero buscas uno que tenga además almacenaje, entonces este que vemos arriba de este párrafo creo que es el banco justo que buscas.

Tiene un diseño elegante y moderno, con sus patas en madera y un tapizado en crudo que lo hacen ideal para integrarlo sin dificultad en cualquier recibidor.

Además, como puedes ver en la imagen, cuenta también con almacenaje, pues su asiento se levante y nos ofrece un hueco para guardar lo que necesitemos.

Tiene unas medidas de 80 cm de largo por 34 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Sigamos con otro banco estrecho:

Este otro banco, es un banco zapatero. Bueno, en realidad, puedes utilizar los huecos de almacenaje que tiene para lo que quieras, aunque está diseñado para guardar zapatos.

Por lo demás, es un banco sencillo con un asiento acolchado y acabado en blanco con tapizado gris, con unas medidas buenísimas de 104 cm de largo por 30 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en Amazon.

Veamos más:

Este otro banco cuenta con un estilo muy particular, ya que está tapizado con un trenzado de hierba marina, y cuenta con un asiento acolchado tapizado en cuero sintético.

Un diseño perfecto para recibidores rústicos, vintage o simplemente modernos.

Su asiento se puede quitar, por lo que este banco cuenta con un gran espacio de almacenaje. Y digo gran espacio, porque este banco tiene unas medidas de 140cm de largo. Aunque por supuesto, es estrecho, ya que solo tiene 30 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Sigamos.

Este es otro de los bancos estrechos que más me gustan de toda esta lista por su bonito y elegante diseño.

No tiene espacio de almacenaje ni, como puedes ver, zapatero.

Pero si solo buscas un banco bonito con un cuidado diseño para sentarte y añadir un plus decorativo a tu entrada o recibidor, o incluso al pasillo, es el banco perfecto.

Sus medidas son un poquito más anchas que el resto, pero me ha gustado tanto que lo he tenido que meter en esta lista. Mide 120 cm de largo por 36 cm de profundidad. Un poquito más que los anteriores, pero todavía se puede considerar un banco estrecho.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en Amazon.

Veamos otro bastante peculiar.

Este banco estrecho no es para todo el mundo. Tiene un diseño con mucho carácter, pero si te gusta, o si tu estilo abarca desde el rústico hasta el vintage, incluso pasando por el industrial, creo que es un maravilloso banco para añadir un gran acento decorativo a tu recibidor.

Cuenta con espacio de almacenaje, pues es un banco tipo baúl, y con unas buenas medidas de 102 cm de largo por 32 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Veamos el siguiente:

Este otro banco estrecho no tiene almacenaje, es simplemente un bonito banco de corte moderno y minimalista, con una estructura de metal negro y un cómodo asiento tapizado en gris medio/oscuro.

Es un banco largo, pues tiene unas medidas de 120 cm, pero solo 35 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en La Redoute.

Sigamos.

Este otro modelo me ha encantado pues a pesar de que es blanco y se puede integrar en cualquier recibidor, no es un blanco liso sino un blanco desgastado, antiguo, decapado, envejecido, lo que le da más encanto.

Además, sus tiradores de metal vintage acentúan este encanto.

Por lo demás, es un banco estrecho, pues solo mide 30 cm de profundidad que cuenta con 6 prácticos cajones para guardar aquello que necesitemos.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Veamos el siguiente banco.

Un banco todo de madera, con 6 cajones, como el anterior, pero con la diferencia de que este tiene un definido estilo industrial.

Pintado por completo en negro con letras impresas en blanco, y con unas medidas de 115 cm de largo por tan solo 30 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Sigamos.

Quizá al ver la foto de este banco/perchero estés pensando que me he equivocado, que este modelo no puede ser un banco estrecho.

Pero nada más lejos de la realidad, ya que, a pesar de que es un banco, un zapatero y un perchero, solo mide 35 cm de profundidad.

Es una opción muy completa para amueblar el recibidor si necesitas guardar chaquetas, zapatos y además un banco, pero tienes poco espacio.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en Amazon.

Veamos más.

Otro modelo que me gusta mucho, pues tiene un acabado encantador en blanco y madera. Algo que hoy en día se estila mucho, y creo que puede quedar bien en prácticamente cualquier recibidor.

Además cuenta con 6 prácticos cajones que nos ofrecen un valioso espacio de almacenaje, y tiene unas medidas muy buena de 115 cm de largo por 30 cm de profundidad.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Veamos el siguiente:

Este otro banco de madera, además de estrecho, cuenta con dos cajoncitos que pueden ser muy útiles.

Está fabricado en madera de teca maciza y tiene unas medidas muy buenas, tanto de largo como de profundidad para un recibidor pequeño o estrecho. Mide 90 cm de largo por 30 cm de profundidad.

Es un banco que, por su diseño, incluso lo puedes utilizar como mueble tv, ¿no te parece?

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en VidaXl.

Sigamos.

Este otro banco para el recibidor es un banco zapatero.

Aunque por el diseño sencillo y moderno que tiene y al estar pintado en blanco con un cojín en su asiento igualmente en blanco, puedes ponerlo donde quieras, que se va a integrar a la perfección.

Además de ser banco zapatero, lo mejor son sus medidas, pues este modelo mide 63 cm de largo por 30 cm de profundidad. Un tamaño coqueto para meterlo en cualquier rincón.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en Amazon.

Veamos otro.

Este otro bonito modelo no cuenta con zapatero, sino con dos puertas abatibles para guardar lo que queramos, incluso zapatos, por supuesto.

Por lo demás, tiene un diseño sencillo y moderno, fabricado en madera pintada de blanco con un cojín tapizado en gris, y cuenta con unas opiniones y valoraciones de clientes muy positivas.

Sus medidas son de 91 cm de largo por 30 cm de profundidad y puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en Amazon.

Veamos el siguiente banco estrecho.

Este modelo de banco es sencillo, en blanco y madera; un banco que cuenta con una estructura de madera y dos repisas, una para sentarnos y otra para dejar los zapatos, o poner alguna caja o lo que queramos guardar en él.

Un modelo sin pretensiones pero que tampoco las necesita, ya que cumple su cometido a la perfección.

Tiene unas medidas 70 cm de largo, pero tan solo 26 cm de profundidad, por lo que es un banco muy estrecho.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en Amazon.

Sigamos.

Para terminar con esta colección de bancos estrechos, lo hacemos con este modelo tan bonito que cuenta con un elegante y moderno diseño, además de ser un banco zapatero.

Todo en blanco con un cojín tapizado en gris, y tiradores cromados. Perfecto para ubicarle en cualquier recibidor o entrada que necesite un banco estrecho con espacio para guardar zapatos.

Sus medidas son de lo mejorcito, ya que mide 104 cm de largo, pero solo 24 cm de profundidad. El banco más estrecho de todos. Cabe en un suspiro.

Puedes ver más detalles o comprarlo aquí, en Amazon.

Bien, después de ver estos bancos estrechos, ¿con cuál te quedas? Te leo en los comentarios. Y si crees que estos bancos pueden interesar a algún amigo o familiar, compártelos. ¡Gracias!

Este artículo seguro que también te interesa: Muebles consolas estrechas, pero estrechas de verdad.

La entrada 23 Bancos estrechos y bonitos para el recibidor. (O para donde quieras) se publicó primero en Mil Ideas de Decoración.