Adiós al aire acondicionado, ideas para estar fresquitos en casa

Aunque junio parece que ha venido con la temperatura más que suavecita, que nadie te engañe, el calor está a la vuelta de la esquina y los termómetros empezarán a sumar grados rápidamente. 
En mi casa nunca hemos tenido aire acondicionado, pero este año con la llegada de Bosco, el aire acondicionado está más que vetado. En bebés no está recomendado, así que voy a compartir contigo algunos trucos que vamos a poner en marcha para no pasar calor y mantener la casa fresquita. 
1. En primer lugar, aunque parezca la más obvio, ventilar a primeras horas del día marca la diferencia. Si te levantas temprano deja toda la casa abierta unos 15 minutos y luego baja las persianas para que la penumbra haga que te sientas mejor. 
2. Los ventiladores, nosotros hemos pedido uno en ManoMano.es y estamos muy contentos porque no suena nada de nada y es muy silencioso, así por la noche puedes dormir tranquilo sin resecar el ambiente. 
3. Por las noches en verano siempre suele levantarse una ligera brisa, mucho más si vivimos cerca del mar que se agradece muchísimo. Para evitar que los mosquitos y bichos entren en casa al encender la luz, hemos pensado instalar mosquiteras. 
4. Parece mentira, pero ciertos olores son muy potentes a la hora de transmitir sensaciones. En este sentido puede ayudarte apostar por aromas frescos como los cítricos y la menta. 
5. Del mismo modo, los colores también generan sensaciones de forma sencilla. Adiós a los tonos oscuros o los textiles más pesados como el terciopelo, vamos a apostar por tonos frescos, muy claritos como rosas palo, amarillo, azules… Combínalo con visillos blancos o tejidos tipo screen que filtran y aíslan mejor del calor. 
6. Por supuesto, para los privilegiados, tener una pequeña piscina es una auténtica maravilla. Desde una pequeñita que no necesite mantenimiento a una más grande donde pasar los largos días de verano. 
¿Ya tenéis todo planeado para este verano? ¿Qué trucos podéis compartir para evitar que haga mucho calor en casa? 

5 tips para crear un rincón de trabajo perfecto

Hace unos años resultaba algo rarísimo pensar en trabajar desde casa y no moverte para acudir a la oficina de turno. Poco a poco sus ventajas se han hecho patentes y cada vez más personas trabajan desde su hogar. 
Esto no significa que sea sencillo, hay que tener mucha autodisciplina, gestionar bien el tiempo y saber separar nuestra oficina de nuestro hogar. Si no corremos el tiempo de nunca hacer nada o no apagar el ordenador en ningún momento. 

Si te toca trabajar desde la comodidad de tu casa, voy a darte cinco claves para crear un espacio confortable donde ser felices trabajando. Como sabéis desde hace años Mis30horas.com gestiona mi comunicación, para echarle una mano en montar esa oficina perfecta nos ayudo Manomano.es. Nuestra tienda de bricolaje de referencia y donde puedes encontrar de TODO. 

1. Un escritorio amplio
Antes de lanzarnos a la aventura y la compra de pileas, que nos conocemos, vamos a buscar un escritorio amplio donde entre el ordenador, la agenda, algo de material de oficina… Pocas cosas hay más incómodas que estar apretada en tu mesa de trabajo. 
Por supuesto, combina este con una silla muy cómoda donde la espalda se pueda apoyar en su totalidad y tenga reposabrazos. 

2. Crea un moodboard genial y tenlo siempre a la vista

Calendarios, tareas pendientes, fotos, inspiración, tu paleta de color… Tener un corcho en tamaño grande es una de las mejores ideas para estar ordenada y enfocada. Puedes elegir el tamaño perfecto para el escritorio o elegir una rejilla donde colgar todo. 

3. Las plantas, tu mejor aliado

Si no quieres que tu rincón de trabajo sea un poco deprimente, las plantas son la opción más rápida para poner todo bonito. Elige plantas con poco mantenimiento como cactus y crasas para poner cerca de la mesa. 
Una planta más grande de suelo, con una cesta de mimbre como cubremacetas siempre decora y es un recurso muy rápido. 

4. Alfombras y detalles

Siguiendo en la línea de crear rincones más acogedores, los textiles son geniales para cambiar todo en tiempo récord. Una alfombra de fibras naturales, como elegimos nosotras siempre es una buena idea. 
Si quieres algo más práctico, las alfombras vinílicas pueden cambiar tu oficina y hacerla mucho más bonita con una pequeña imitación de hidráulico. 
5. Nunca pases por alto la iluminación

Más allá de buscar poner el rincón de lectura cerca de una ventana para aprovechar la luz solar, necesitas un flexo o luz directa para trabajar con comodidad. Si tienes poco espacio en la mesa de trabajo, intenta elegir apliques para no perder espacio. 
¿Te atreves a mostrar tu rincón de trabajo? Recuerda, que una persona que trabaja en un sitio bonito es mucho más productiva.  

Fotos Inés Torres