Arreglar las averías sin llamar a un manitas

¿Quieres arreglar las averías de la casa tú mismo y ahorrar un buen dinero a fin de mes? Nada más sencillo. Pero, ojo, no te metas con trabajos que conlleven riesgo -electricidad, gas y similares- ni tampoco que no controles bien, porque en ese caso el desastre está garantizado y además puede ser peligroso.

Arreglar las averías domésticas más comunes es sencillo

¿Te desesperas con ese hilillo de agua que sale insistentemente de tu grifo? ¿O con la puerta del armario que no se desliza con suavidad y hay que empujar con las dos manos para abrirla o cerrarla? ¿Te gustaría arreglar las averías sin tener que estar esperando al técnico? Te damos algunos consejos para que que tú mismo resuelvas los trabajos de bricolaje casero más habituales.

Repara el grifo que gotea

Es probable que se deba a que las juntas están muy viejas y desgastadas. Antes de arreglar la avería, corta el agua para evitar riesgo de inundaciones y después desmonta el grifo. En los grifos de dos llaves -fría y caliente- tendrás que sustituir la junta gastada, pero si se trata de un monomando, como este de la foto de Pixabay, no vas a tener más remedio que cambiar el cartucho completo.
Cuando el agua sale con mucha o poca presión, también es sencillo arreglar la avería sin llamar a un profesional. En el primer caso, quizás el aireador (el remate del caño) esté obstruido. Tienes que retirarlo desenroscándolo y limpiarlo bien con un cepillo de dientes que no uses, por ejemplo. Si el agua sale con mucha fuerza, lo recomendable es colocar en el grifo un reductor de presión del diámetro adecuado a tu grifo. Es una pieza que se coloca en el caño fácilmente y con él se ahorra además mucha agua.

La corredera del armario se atasca

Mira a ver si se ha descolgado, o es que los rodamientos están estropeados. Con el peso y el uso las puertas de los armarios tienden a caerse. En ese caso tendrás que ajustarlas (en ocasiones llevan un tornillo que sujeta el mecanismo) y recolocarlas en las guías. También puede que los rodamientos se hayan deteriorado y ya no “rueden bien”. Si es así, cámbialos por otros similares. Lleva los antiguos a la tienda, porque los nuevos rodamientos deben adaptarse a las guías existentes. Si por último decides modernizar tus puertas, no dejes de leer este post.

El horno no calienta bien

Fuente: Sophie Allport

¿Cuántos años tiene? Igual es el momento de cambiar la junta de goma que cierra herméticamente la puerta, para que el interior no pierda calor. No en todos los modelos el sistema de sujeción de la junta es el mismo, pero en muchas marcas conocidas suele ir sujeta por ganchos en las esquinas del rectángulo del hueco de cierre de la puerta. Solo hay que girar para retirar la goma antigua y hacer el movimiento inverso para colocarla. Llérvate la goma a la tienda para que sea igual o cómprala en el distribuidor de la marca.

¿Una baldosa del suelo se te ha roto?

Fuente: Pamesa

Es una faena que una pieza de un suelo tan bonito como éste se rompa con el golpe de un objeto metálico, pero puedes disimular el daño. Puedes arreglar las averías que se producen también en el pavimento de cerámica de forma fácil. Sigue estos pasos: aplica una resina exposi a la baldosa, la puedes encontrar en barritas. Deja que se endurezca y pasa después de una espátula para finalmente apicar un esmalte lo más similar al color del pavimento. ¡Listo!

La puerta de paso roza en el parquet

Es uno de los problemas más habituales: con el tiempo la puerta termina cayéndose y acaba rozando con el suelo, que se araña. Hay dos posibles soluciones, aunque la primera es la más recomendable: colocar arandelas nuevas en las bisagras. La función de esta pieza es minimizar la fricción y del uso en ocasiones termina aplastada o incluso rota. Sustituirla por una nueva es la forma más simple de arreglar la avería sin llamar a un manitas.

La segunda opción es cepillar un poco la puerta por debajo. Si no roza en exceso, bastará  con pasar un papel abrasivo de grano grueso, de entre 40 y 80. Fíjalo en el suelo con cinta adhesiva con la parte de la lija hacia arriba y abre y cierra la puerta repetidas veces, para que al pasar por encima del papel se “rebaje” un poco de madera.

Los radiadores están fríos

¿A pesar de tener la calefacción a tope los radiadores no calientan en exceso? Arreglar la avería es facilísimo en los modelos convencionales, como estos de la foto de Pixabay. Seguramente se trata de aire acumulado. Nada más fácil que hacer que lo expulsen: mete en la ranura de la llave de purgado, que siempre está en el lado derecho, una moneda de canto, o mejor aún un destornillador plano.

Pon previamente un recipiente debajo para recoger el agua que haya en el circuito y pueda salir a la hora de aflojar (no hace falta desenroscarlo del todo) el purgador. Notarás el silbido del aire, cuando empiece a salir el agua vuelve a apretar el purgador..

Como ves, arreglar las averías de tu casa es más fácil de lo que parece Si te animas a poner manos a la obra, verás como tu presupuesto doméstico lo nota.

Saline Home, la belleza del mar en tu mesa

Lia Morell y José Javier Fuentes hacen algo fabuloso por nosotros. Con sus productos de menaje nos traen un trocito de mar a nuestras mesas y hogares.

Lia Morell y José Javier Fuentes, fundadores de Saline Home

Llevar la esencia del mar a los hogares

Saline Home es una propuesta con tanto cariño que es imposible no enamorarse de sus colecciones y de la historia que hay detrás. Una australiana y un manchego se conocieron en un campamento de surf en España y de ello surgió, además del amor… y la entrega al mar, un proyecto que se acaba de hacer realidad con una tienda online en la que encontrar vajilla, cubertería y cristalería inspirada en la belleza del mar. El tenista David Ferrer, la celebrity Amelia Bono, o la nutricionista Blanca Nutri ya se han hecho con ella.

“Saline quiere llevar la esencia del mar a los hogares”, declaran sus fundadores desde Alicante donde la pareja tiene su base operativa. “Nosotros vivimos un tiempo en Madrid y echábamos muchísimo en falta eso, el mar. Entonces pensamos de qué manera podíamos introducir el mar en nuestro hogar proponiendo un producto que, cada día, nos pueda transportar un poquito a esa sensación”, explica Javier.

“Llevábamos mucho tiempo con ganas de tener algo nuestro. Javier ya había sido emprendedor por lo que siempre tuvo esa chispa y, además, es un apasionado de la cocina. En cuanto a mi, mis abuelos tuvieron una tienda de cerámica… crecí vinculada a este material”, explica Lia quien se encarga de la parte más creativa de la empresa y que, en nuestra conversación a través de Zoom, detalla que es hija de madre australiana y de padre español.

Vajilla Arnao, Saline Home

Revalorar los productos hechos en la Península Ibérica

“Nosotros queríamos fabricar en España, tanto por sostenibilidad como por volver a revalorar los productos de aquí… Aquí tenemos productos muy buenos, también contamos con piezas de Portugal como lo es la cubertería”, explican. Para ellos, mantener la técnica y el trabajo artesanal es parte fundamental de su proyecto, ofreciendo productos de alta calidad con acabados y diseños atractivos que hacen de las mesas, motivo de armonía y belleza.

En nuestra conversación, los Lia y José Javier nos invitan a disfrutar de su menaje sin condiciones: “No queremos que sean productos que se guarden en los estantes o que se utilicen sólo en ocasiones especiales” sino que, gracias a su calidad y durabilidad, son productos resistentes, ideales para usar en el día a día. “Deseamos que los puedan disfrutar cada día, llevando con ello un trocito de mar a los hogares”. Estos estándares de calidad aseguran que sean piezas, también, destinadas al ámbitos de la restauración “ofreciendo un producto resistente y duradero para estos entornos”, confirman.

Colección de vasos Somo, Saline Home

Una playa detrás de cada colección

“Cada agosto volvemos a Salinas, un pueblecito de Asturias donde nos conocimos haciendo surf”, explican. Son las playas del norte de España sus favoritas para surfear y por eso “cada una de nuestras colecciones está basada en una de estas playas, en sensaciones que nos hacen vivir. Arnao es una playa en Asturias. Maresía es el olor a mar que se percibe en tierra hasta cierta distancia de la orilla y que para nosotros nos evoca a una sensación de tranquilidad por todo lo que siempre nos a rememorado”, comparten.

Cubertería Loira verde

La experiencia del mar en primera persona

“Desde el primer día nos hemos volcado a la sostenibilidad. Queremos seguir aportando desde nuestro producto a la sostenibilidad. Nosotros, que somos unos apasionados del mar, hemos visto cosas en el mar que no nos gustan y que no deben estar allí como plásticos, vertidos, contaminante, desechos, bolsas…”

“En gran parte de nuestros productos ya somos 100 por ciento sostenibles, como es el caso de la cristalería fabricada a partir del reciclaje de vidrio. Para este año nos hemos propuesto seguir trabajando en diseño y sostenibilidad ya que en el caso de la porcelana, por ejemplo, la posibilidad de reciclaje no es tan grande como la del vidrio. La cristalería es un círculo perfecto de reciclaje porque todos los productos de vidrio se pueden reciclar y crear productos nuevos”.

Saline Home realiza envíos nacionales e internacionales. Sus productos vienen perfectamente embalados de manera bonita mediante papel reciclado. Al abrir la caja, un aroma especial y un mensaje impreso en papel de semillas reafirma la honestidad y el compromiso de esta historia. Celebrar pequeñas y grandes cosas. Todo ello y más encuentras en Saline Home.

Enamórate como yo de Saline Home y síguelos en Instagram

El trabajo artesanal, pilares de la filosofía Saline
Juego de vasos y jarra, Saline Home
Detalle vaso Somo rojo
El mar, la fuente de inspiración de sus fundadores

La entrada Saline Home, la belleza del mar en tu mesa se publicó primero en Interior Contraportada.