Poner el árbol de navidad en un salón pequeño: 15 ideas eficaces y bonitas

Debido al poco espacio de algunos salones, muchas personas se ven en ciertas dificultades para poner el árbol de navidad (yo, uno de ellos).

Pero cada año hay más soluciones, ideas y alternativas al clásico árbol de navidad grande y frondoso a las que recurrir para poner nuestro árbol en nuestro pequeño salón.

Y esas son las ideas que vamos a ver a continuación; concretamente 15 ideas para poner el árbol de navidad en un salón pequeño. Empezamos:

De tamaño pequeño

Diseño y fotografía The Merrythought

Lo sensato, lo que el sentido común nos dice si no tenemos mucho espacio para poner un árbol de navidad en nuestro salón, es que compremos o nos hagamos con uno pequeño, ¿verdad?

Si luego lo decoramos bien y creamos un bonito rincón como vemos arriba de estas líneas, el tamaño no importa. Al menos en este caso.

Que sea estrecho

Muchas veces no nos cabe el árbol por lo grueso de su diámetro. En este caso, búscate un árbol estrecho, que ocupe la misma superficie que una lámpara de pie y que puedas meter en cualquier rincón. Un árbol fino que no tenga casi volumen seguro que te cabe en algún sitio. Aunque provisionalmente tengas que cambiar ese jarrón o esa lámpara de pie para poner el árbol durante unos días.

Mira por ejemplo este modelo tan bonito y tan estrecho de la firma Eminza.

Encima de una mesa auxiliar

Diseño y fotografía Cuckoo4Design | Instagram @cuckoo4design

Si tienes una mesa auxiliar en casa, entonces tienes sitio para poner un bonito árbol de navidad.

Y si estás pensado que va a lucir poco, solo tienes que ver el árbol de navidad mini que vemos arriba de estas líneas para darte cuenta de que eso que piensas no es cierto.

Quizá tengas que cambiar la lámpara de mesa a otro lado durante unos días, pero tendrás un fantástico árbol de navidad en tu pequeño salón.

En la pared

Otra solución para poner un árbol de navidad en un salón o sala pequeña es utilizar alguna pared libre y poner el árbol en formato 2D.

Si se hace bien, como vemos arriba de estas líneas, el resultado poco le va a tener que envidiar al clásico árbol de navidad. Mucho más original y sin gastar espacio.

Si te ha gustado esta idea, aquí puedes ver más ideas para poner un árbol de navidad en la pared.

Con una lámina

Diseño y fotografía Almost Make Perfect

Más original si cabe, es la idea que vemos justo arriba para poner un árbol de navidad en un salón pequeño.

Se trata de comprar una lámina decorativa que ilustre un árbol y luego decorarlo al gusto.

Lo que me gusta de esta idea, además de que no gasta espacio físico, es la limpieza de la idea y la sencillez a la hora de recoger o retirar el árbol hasta el año que viene.

De corte minimalista

Fotografía y árbol de IKEA

Es obvio, ¿verdad? Un árbol de navidad minimalista ocupa poco espacio, y no solo físico, sino también visual. Algo que se agradece mucho cuando no hay espacio.

Este que ves arriba el el modelo VINTER 2020 de IKEA. Un árbol artificial que puedes comprar aquí.

Tiene unas medidas perfectas para integrarse en espacios pequeños y es ligero, por lo que no va a cargar visualmente tu salón.

Más minimalista

Si además de minimalista buscas algún árbol original, hoy en día tenemos muchos modelos para elegir, como, por ejemplo, el que vemos arriba de este párrafo.

Un árbol desmontable hecho con “palitos” de madera que se monta en un momento.

Además, está disponible en diferentes tamaños más grandes o pequeños según necesites, que puedes comprar aquí.

Utiliza ramas

Diseño y fotografía Enjoy Your Home

Si un árbol no termina de convencerte porque sigues viéndolo demasiado grande para tu pequeño salón, entonces puedes hacerte con algunas bonitas ramas y meterlas en algún recipiente que tengas o comprarle, como unas bonitas y siempre acertadas damajuanas, entre otros muchos.

Luego, solo tienes que poner esas damajuanas encima de algún mueble, mesa u otra superficie y disfrutar de tu original árbol de navidad.

De cartón

Ecológicos, originales, no ocupan espacio, se montan y desmontan en un momento y son tendencia. Los árboles de navidad de cartón son otra alternativa al clásico árbol de navidad, especialmente cuando no tenemos espacio en el salón.

Este que ves arriba mide tan solo 67 cm de altura y 50 de diámetro, y lo puedes comprar aquí.

Con troncos cortados en la pared

Diseño y fotografía Apartment 34

Volviendo al recurso de utilizar las paredes para poner el árbol de navidad, arriba vemos otra buena idea con mucho encanto.

Se trata de utilizar troncos cortados de mas a menos y unirlos con hilo, creando la estructura de un árbol, para después decorarlo al gusto. Puedes ver cómo hacerlo paso a paso aquí.

Con estantes

Diseño y fotografía Mer Mag

También puedes utilizar estantes para cuadros, como los clásicos MOSSLANDA de IKEA, que vemos arriba de estas líneas y crear un árbol de navidad en la pared.

Además, como el estante nos ofrece una superficie de apoyo, luego podemos decorarlo añadiendo figuritas y otros elementos en los propios estantes.

Una idea elaborada pero bastante eficaz para poner un árbol de navidad en un salón pequeño.

Mételo en un cubo

Diseño y fotografía Therese Knutsen

El cubo es una excusa, un marco. Puede ser una cesta, o también una caja. Pero si tienes hueco en el salón para poner una caja, una cesta o un cubo, también tienes espacio para un árbol de navidad.

Así las cosas, echa un vistazo a tu salón. ¿Te cabe una cesta o un cubo? Pues ya tienes sitio donde poner el árbol.

Cuélgalo del techo

Diseño y fotografía Parafernalia | Instagram @parafernaliab

Este tan original que vemos arriba es un bonito calendario de adviento hecho por Maite de Parafernalia. Una fantástica idea tanto para crear un calendario de adviento, como para poner un árbol de navidad en un salón pequeño, ya que no ocupa espacio práctico, sino que hace uso del techo, de un espacio vertical que no utilizamos nunca.

Mini árboles de navidad

Diseño y fotografía Dreamy Whites | Instagram @dreamywhiteslifestyle

Están los árboles de navidad gigantes, los de tamaño estándar, los pequeños y minimalistas y luego están los mini árboles de navidad, como el que vemos arriba de estas líneas.

Árboles perfectos para poder ponerlos en cualquier sitio.

La ventaja de estos es obvia, caben en cualquier salón por pequeño que sea, y, además, podemos poner varios en distintos lugares de la casa o el salón.

Además, si les añadimos un pie bonito, podemos crear un acento decorativo de lo más encantador, como vemos en el mini árbol de navidad dentro de una jarra de peltre antiguo de arriba.

Mini Mini árboles de navidad

Diseño y fotografía de The North End Loft

Y si ninguna de las anteriores ideas te ha convencido lo suficiente, o tu salón es tan pequeño o tienes tantos muebles que no te cabe ninguno de los que hemos visto o no puedes llevar a cabo ninguna idea, siempre puedes recurrir a los mini mini árboles de navidad y ponerlos como centro de mesa, ya sea en la mesa del comedor o en la de centro, así como en otras superficies. Estos te van a encantar.

Además del árbol, esto también te puede interesar: 10 ideas para poner la cinta al árbol de navidad

La entrada Poner el árbol de navidad en un salón pequeño: 15 ideas eficaces y bonitas se publicó primero en Mil Ideas de Decoración.

15 comedores pequeños con encanto

Diseño Mil Ideas de Decoración

Haciendo el otro día el diseño de un comedor pequeño para un cliente (el que puedes ver arriba de estas líneas) me di cuenta de que no tenía en el blog un artículo con consejos e ideas para diseñar un comedor pequeño con encanto.

Y la verdad es algo que me piden mucho últimamente por falta de espacio en las casas de hoy en día.

Así pues, he preparado una colección de 15 comedores pequeños, pero pequeños de verdad, como máximo para 4 personas. Comedores realmente reducidos. Pero eso sí, todos ellos encantadores.

Así que si necesitas ideas e inspiración para montar y decorar tu propio comedor pequeño en casa, sigue conmigo que te voy detallando los muebles, colores, sillas, lámparas y demás claves de cada comedor para que puedas diseñar el tuyo propio.

Diseño y fotografía Sonia Pecass

Si no tienes prácticamente espacio para poner una mesa, una de las mejores soluciones pasa por utilizar una mesa de pared plegable que abras cuando vayas a comer mientras que esté cerrada y sin ocupar espacio cuando no estés utilizándola. Esta mesa te puede interesar.

Si piensas que no puedes lograr un espacio con encanto con una mesa así, arriba de estas líneas tienes un ejemplo que te demuestra que sí puedes, y con poco la verdad.

Además de la mesa, dos sillas tipo Eames en blanco con las patas de madera y dos láminas decorativas en tonos pasteles.

Diseño y fotografía At Home with Ashley | @athomewithashley

De corte romántico y con detalles rosas. Es cierto que las mesas cuadradas o rectangulares aprovechan mejor el espacio, pero también es cierto que obstaculizan más.

Las mesas redondas, por el contrario hacen que el paso sea más fluido y que todo el espacio sea más manejable.

En el encantador comedor pequeño de arriba de estos párrafos, se ha instalado una mesa redonda tipo Tulip, con un pequeño banquito y dos sillas en tonos rosas.

Como decoración, se ha puesto en la pared una pequeña galería de cuadros y láminas y dos apliques de pared de corte vintage en tonos dorados.

Veamos otro comedor pequeño lleno de encanto.

Diseño y fotografía Karnie Felipe Interiors

Mira qué sencillo pero qué bien decorado: Una mesa tipo Tulip, pequeña y redonda en blanco y dos sillas nórdicas tipo Eames tapizadas en blanco y con las patas de madera.

Otro de los grandes atractivos de este pequeño y encantador comedor es la pared en tonos grises que crea el marco ideal para poner un juego de muebles claros.

Diseño y fotografía Jeeva Design

Otro comedor pequeño en el que se han utilizado sillas tipo Eames con una mesa del mismo corte. La belleza de este comedor reside en todo el espacio en sí, pero especialmente por la lámpara nórdica Silvia, de Umage / Vita.

Una lámpara con mucho estilo y ya tradición también, disponible en diferentes tamaños, colores y a un precio excelente, que puedes comprar aquí.

Si piensas que a tu comedor le falte algo, prueba a poner una lámpara que llame la atención. Verás cómo cambia el comedor.

Diseño y fotografía Cherished Bliss

Si decides poner una mesa redonda para tu pequeño comedor, te aconsejo que sea con pie central, como la mayoría de las que llevamos viendo hasta ahora.

El pie central deja libre más espacio, sin interrupciones ni molestias que una mesa con cuatro patas.

El comedor que vemos arriba de estas líneas de estilo industrial, usa el pie central de la mesa para añadir un acento de metal muy apropiado.

Por supuesto, es el banco en metal negro y cuero a juego con las sillas de metal negro y ratán las que le dan ese toque encantador que estás viendo.

Diseño y fotografía Hostess Jo

Poner un banco en el rincón ya sea de obra o de carpintería es una buena idea para montar un comedor pequeño, ya es que se aprovecha mejor el espacio que poniendo sillas.

Es una solución definitiva que nos ofrece un montón de soluciones estéticas y decorativas. En el caso de arriba, se ha diseñado el banco en madera blanca, contrastando con las sillas negras y la mesa de pie central tipo Ingartorp de IKEA en blanco envejecido.

Uno de mis favoritos por su sencillez y eficacia y porque utiliza mi silla fetiche en blanco.

Una mesa tipo Tulip con el sobre en mármol reúne a dos bonitas sillas tipo CH24 de Hans Wegner por un lado y por el otro un blanco de madera en blanco tapizado en tela gris.

Rematando toda la escena, un gran cuadro en tonos pasteles suaves y una bonita lámpara de cuentas y madera.

Como ves no tiene mucho, pero es perfecto, ¿verdad?

Si te gustan esas sillas, aquí puedes encontrar unas buenas réplicas en esta tienda.

Diseño y fotografía Crystal Ann Interiors | @crystalanninteriors

También este otro comedor rezuma encanto en cada pieza, pero especialmente en todo su conjunto.

Sillas negras de estilo nórdico en contraste con la mesa de pie central ovalada tipo Tulip y con el sobre en mármol.

Enfrente, un pequeño y elegante banco en madera y cuero. Como acento, un gran cuadro en tonos rosas y una preciosa lámpara en tonos negros y blancos.

Diseño y fotografía Kym Maloney | @kymmaloneydesign

En este otro comedor han optado por instalar un banco de corte minimalista, que hace más ligero el espacio. Además se ha añadido una mesa ovalada que aprovecha mejor el espacio que una redonda, con las dos elegantes sillas negras Ruthie.

Los apliques en negro y el cuadro en tonos blancos y negros a juego son un total acierto que rematan perfectamente este comedor.

Diseño y fotografía Lioba Diez Altuzarra @pasdebasque

Elegante, femenino y coqueto, las sillas tapizadas en terciopelo rosa y la lámpara EOS de Umage / Vita que puedes comprar aquí le dan ese toque sofisticado y suave a todo el comedor.

Diseñado por The November Design

En este otro salón se ha integrado la mesa de comedor junto con una barra todo en un mismo espacio pero sin saturarlo.

Fíjate cómo a pesar de tener una mesa cuadrada con 3 asientos, una barra y una gran mueble con almacenaje todo el espacio es ligero y no recarga.

Diseñador por Afina Portobello

Detrás del sofá, una mesa redonda y tres sillas tipo Eames en blanco y una sencilla lámpara en tonos blancos. Nada más. ¿Qué te parece lo que se ha logrado con suma sencillez?

Diseño y fotografía At Home with Ashley | @athomewithashley

Antes te decía que si querías agregar un toque especial a tu comedor, por pequeño que fuera, le metieras una llamativa lámpara de techo.

Arriba de estas líneas puedes ver cómo funciona de bien este consejo.

El comedor, a pesar de que es encantador, no tiene casi nada. Una mesa redonda con pie central y tres sillas en blanco y negro, pero la lámpara de techo y el papel pintado geométrico funcionan de maravilla juntos.

Diseño y fotografía de Hello Ivory Rose | @JaneneCrossley

Este otro encantador comedor tiene mucho espacio, sí, pero no es grande. De hecho, fíjate en la mesa que solo le caben 4 sillas, aunque es cierto que el espacio que lo rodea es generoso en medidas y también en iluminación.

Pero bueno, dejando este tema aparte, vamos a fijarnos en los muebles, que los puedes integrar en un sitio más pequeño, si es tu caso.

Una mesa de madera maciza y cuatro bonitas sillas tapizadas en negro, pero es, otra vez la lámpara tipo candelabro redonda en tonos de metal envejecido la que le da ese toque encantador a todo el comedor.

Más sencillo, sin pretensiones, pequeño, coqueto y encantador.

En blanco y madera con mesa y sillas a juego y cuatro adornos decorativos que completan la escena como la mesa auxiliar con una cesta de mimbre con eucalipto, el taburete con pelo largo y la caja de madera en la pared con una plantita.

Si quieres algo así para tu comedor, mira este juego de sillas y mesa nórdico en oferta.

Si quieres poner tu comedor en la cocina, entonces aquí puedes ver cocinas pequeñas con comedor, para que puedas inspirarte y tomar ideas.

Como has podido ver, además de los muebles que son los principales protagonistas, las lámparas son en ocasiones las que dominan el peso visual de la escena. Si quieres una lámpara apropiada, mira estas lámparas perfectas para poner en la mesa del comedor.

Y si quieres ideas para decorar la mesa del comedor, aquí puedes ver 35 ideas para decorar la mesa del comedor.

Y si crees que este artículo le puede interesar a algún amigo o familiar, compártelo. ¡Gracias!

La entrada 15 comedores pequeños con encanto se publicó primero en Mil Ideas de Decoración.