10 ideas para pintar tus paredes con un gran impacto visual

La pintura es el revestimiento decorativo por excelencia en la decoración. Pero a veces se nos olvida el tremendo poder decorativo que esta tiene y no salimos de pintar más allá de paredes lisas con los típicos colores tendencia, sin tener en cuenta que, con un poquito de pintura, podemos lograr acabados de gran impacto para nuestra decoración.

Y eso es lo que quiero que veáis hoy que, con simple pintura podemos lograr una decoración de alto nivel decorativo, si nos salimos un poco de los clásicos colores lisos.

Algunas técnicas que vamos a ver a continuación son relativamente sencillas de realizar por ti, sin necesidad de recurrir a un profesional, otras, quizá sean algo más elaboradas y te recomendaría que contrataras las manos de un pintor profesional para un acabado perfecto.

Hoy en día tenemos páginas como esta que, con un par de clics, nos ponen en contacto con pintores de nuestra zona para que estos nos den el mejor presupuesto de pintura, totalmente gratuito, desde la comodidad de nuestro hogar y en tiempo récord.

Así que si ves que alguna de estas técnicas de pintura que vamos a ver se te queda un pelín grande, entra y solicita tu presupuesto, y 3 pintores de tu zona se pondrán en contacto contigo para decirte cuánto te va a costar realizar ese trabajo.

Veamos estas técnicas decorativas y ya decides tú cuál llevar a cabo o mejor que te la hagan.

Pintura decorativa efecto tierras

Hay muchos tipos de efectos que se pueden lograr con diferentes pinturas, y uno de ellos, el que vemos arriba de estas líneas, es realmente fácil de conseguir con la pintura y los materiales adecuados.

Se trata de un acabado efecto arena que le da a cualquier pared que esté lisa, y esto es importante, porque si tiene gotelé no quedan bien, un acabado realmente impactante.

Y solo con pintura, no necesitas nada más.

Además, como es un acabado potente, visualmente hablando, lo que te recomiendo se te decides a aplicarla, es que lo hagas solo en una pared, pues más de una pared quedaría recargado.

Esta pintura la venden en Leroy Merlín bajo el nombre de Pintura efecto Arena. Además del propio bote de pinturas, también vas a necesitar una brocha especial y una paleta de plástico para ir extendiendo la pintura.

En realidad, es sumamente sencillo de realizar, con que te leas las instrucciones del fabricante sabrás aplicarlo.

Pero si quieres un acabado realmente profesional, confía en mí, mejor que pidas presupuestos a algunos pintores profesionales de tu zona, y te quedará una pared de acento preciosa.

En la imagen de arriba podemos verla en un acabado tono tierra, pero está disponible el mismo efecto en diferentes colores, por si buscas, por ejemplo, un acabado gris, o rojizo, entre otros.

¿No te parece una pintura con un acabado realmente impactante? Veamos otra técnica de pintura que puedes realizar para llevar tus paredes a un nivel decorativo superior:

Veladuras

Las veladuras hay muchas formas de aplicarlas, pero la más sencilla, la que incluso puedes hacer con tus propias manos, es la que se utiliza pintura plástica normal y un simple plástico.

Resumiendo mucho: Primero se aplica un sellador tipo Alkil a las paredes. Luego, se aplica la pintura plástica del color deseado. Y como la vamos a aplicar encima del sellador, la pintura tardará más en secarse, y nos dará tiempo a, literalmente, pegar el plástico encima de la pintura mojada para inmediatamente después, retirarlo.

Al hacer este proceso, la pintura adquirirá marcas, relieves y patrones aleatorios gracias a haber pegado el plástico en ella, quedándose con un acabado similar al de la imagen que vemos arriba de estos párrafos.

Esta es la forma más fácil y económica de realizar unas veladuras. Luego hay otros procesos que requieren diferentes pinturas y útiles, y que, si te decides a llevarlos a cabo, te aconsejo contratar las manos de un pintor profesional.

Veamos otra forma de pintar tus paredes para lograr un efecto decorativo impactante y que es relativamente sencilla de hacer:

Tierras florentinas

Las tierras florentinas son uno de los acabados más antiguos y populares en lo que se refiere a pintar y decorar paredes.

Este tipo de tierras lo venden en muchas tiendas y firmas, como por ejemplo la firma Osaka, o en Leroy Merlín, entre otros.

Son unas resinas blancas a las que se las hecha uno o dos tintes del color que queramos pintar la pared.

Resumiendo mucho:

Se remueve todo bien (tintes y resinas) para crear una pasta bien mezclada con la que, con una brocha plana, se va extendiendo en la pared.

Cuando llevamos un pequeño trozo de pared ya aplicado, entonces cogemos la espátula de plástico, y, literalmente aplastamos las tierras aplicadas en la pared dando ráfagas a un lado y a otro, en vertical, diagonal y horizontal. Y listo, así es como se aplica este producto.

Naturalmente, para que quede bien, la pared debe ser lisa, y estar en perfecto estado. Además de aplicarle un par de manos de pintura plástica, para que las tierras no las absorba la pared, sino que se queden “mojadas” para que podamos “jugar” con ellas.

Aunque es una pintura fácil de aplicar, si no lo has hecho nunca, te aconsejo que primero practiques en una pared, cartón o cualquier superficie para que tu mano se “haga” al proceso, porque si no te va a quedar bien.

O, si no te quieres complicar, contrata a un pintor profesional que no te llevará mucho por pintarte una pared con tierras florentinas y te dejará un acabado perfecto.

Veamos otra forma de pintar las paredes:

Zócalos

Los zócalos han vuelto. Es una técnica de pintura que consiste en pintar la parte inferior de la pared de un color, y la superior de otro, generalmente aplicando el color más oscuro abajo.

Esta forma de pintar paredes es muy antigua. Tanto que durante muchos años dejó de estar de moda. Pero como todo es cíclico, al final los zócalos han vuelto con mucha fuerza.

Y no es de extrañar, ya que es una de las técnicas de pintura más simples y sencillas que existen de llevar a cabo, además de económica y con la que podemos lograr un acabado impactante. Fíjate sino en la imagen de arriba o, mejor, en la que vemos a continuación:

Son solo algunos ejemplos, si quieres ver más, solo tienes que poner en el buscador “Zócalos pintados en paredes” y verás cientos de ejemplos.

Esta forma de pintar paredes, en, digamos, un dormitorio, te la puedes acabar en un mismo día. Fácil, rápida, económica y muy potente.

Veamos otra algo más elaborada:

Técnica del esponjado

Aunque sea una forma de pintar y decorar paredes algo más elaborada, esta técnica de pintura no es excesivamente difícil de llevar a cabo.

Se puede hacer de forma profesional, con una pintura y herramientas específicas que venden en cualquier tienda de decoración.

O se puede hacer de forma “casera”, como han hecho arriba de estas líneas, simplemente con pintura y… Bueno, una esponja por supuesto.

Resumiendo mucho, primero se aplica a la pared una mano de alkil. Una vez seco el alkil, pintamos con rodillo la pared del color que queramos, y como el alkil va a hacer que la pintura tarde más en secar, nos da el tiempo suficiente para coger una esponja e ir apretándola por la pared para crear ese efecto que vemos.

Como ves, no necesitas muchos materiales ni pinturas especiales.

Naturalmente, el acabado oficial, por decirlo de alguna manera, es mucho más profesional y también bonito. Pero eso te lo tiene que aplicar un pintor profesional. Aunque si quieres un acabado perfecto, mi más sincero consejo es que pidas presupuesto a algún pintor de tu zona a través de las plataformas disponibles para ello.

Veamos otra forma de pintar tus paredes de alto nivel decorativo que puedes hacer con tus propias manos:

Color Block

La técnica del color block se trata de crear “bloques” de colores, en forma de piezas geométricas de diferentes colores para decorar cualquier pared o techo.

Como puedes ver, no tiene mayor complicación que elegir los colores deseados y aplicarlos dentro de alguna forma geométrica.

Ni siquiera tiene que ser simétrico, incluso puede ser abstracto, como vemos arriba de estas líneas, donde se ha aplicado un bloque de color amarillo, sobre un zócalo rosa en un pasillo y puerta, y el resultado es espectacular, ¿no te parece’

Es un solo ejemplo, pero si te interesa esta forma de pintar y decorar tus paredes, y haces una sencilla búsqueda en internet, verás cientos y cientos de ejemplos y el gran potencial que tiene el color block, ya que, como te digo, se puede aplicar en paredes, puertas, techos, suelos; además podemos utilizar los colores que queramos, por lo que el abanico de opciones es prácticamente ilimitado.

Y hablando de pintar el techo…

Pinta los techos

Otra de las formas que con pintura podemos dotar al espacio de carácter y personalidad más allá de paredes lisas en un único color, es aplicando pintura de color al techo.

Y no necesariamente tiene que ser todo el techo pintado de un color.

Podemos hacer, como vemos en la imagen de arriba, una combinación de colores y formas geométricas (de nuevo el color block) para lograr un acabado de impacto.

Aquí el límite, literalmente está en tu imaginación. Porque como puedes ver, puedes utilizar cualquier color, forma y distribución de los mismos. Sea lo que sea que tienes en mente, lo puedes llevar a cabo. Y solo con pintura.

De hecho, voy más allá, incluso con retales de pintura que te han sobrado de otras veces que has pintado la casa.

Una de las técnicas decorativas de paredes más impactantes, y que menos recursos necesitas para hacerla.

Veamos otra forma de pintar las paredes con un alto nivel decorativo:

Patrones o imitación a papel pintado

Si no puedes o simplemente no quieres aplicar papel pintado en tus paredes, siempre puedes crear algún tipo de patrón geométrico utilizando plantillas hechas con cartón, hechas y recortadas por ti.

Igual que en la anterior técnica, aquí el límite también lo tiene tu imaginación.

Puedes aplicar cualquier patrón decorativo utilizando cualquiera de los miles y miles de colores que tienes a tu disposición.

Así que, si buscas, por ejemplo, crear una pared de impacto en tu despacho, y no quieres gastar mucho dinero, aplica un patrón geométrico utilizando tus colores favoritos y verás qué resultado tan espectacular.

Bueno, las imágenes hablan por sí solas. ¿No te parece asombroso el patrón en blanco y negro y el resultado general de cómo ha quedado una vez aplicado en la pared?

Y, vuelvo a decir: ¡Y solo con pintura!

Veamos otra idea para sacarle partido decorativo a la pintura:

Rayas y más rayas

Si la idea anterior de crear un patrón geométrico es demasiado elaborada para ti, y no quieres contratar a ningún pintor profesional para que la lleve a cabo, hay otra técnica de pintura mucho más sencilla, pero con la que podemos lograr un acabado de gran impacto visual: Las rayas.

Rayas verticales, rayas horizontales, diagonales o, como vemos en la imagen de arriba, en “zig-zag”. De dos colores, de tres o de lo que tú prefieras.

Para llevar a cabo esta forma de pintar paredes solo necesitas cinta de carrocero y los colores que quieras.

Primero tienes que replantear la pared con la cinta de carrocero, y una vez tengas delineada y replanteada toda la pared, solo tienes que pintar encima.

Luego retiras la cinta de carrocero y voilà , ya tienes tu pared de impacto creada.

Sigamos con otra forma de pintar tus paredes con pintura y lograr un gran efecto decorativo:

Efecto acuarela

Diseño y fotografía Mr. Kate

Hay muchas formas de pintar las paredes más allá de estas 10 ideas que estamos viendo, pero he decidido elegir esta por el gran potencial que tiene, y porque ahora mismo está muy en boga.

Tanto es así, que hasta papeles pintados imitación a acuarela han salido al mercado últimamente.

La forma de realizar está técnica es realmente sencilla.

Es similar a la técnica del esponjado, pero utilizando varios colores y difuminándolos entre sí para crear un patrón abstracto imitación a acuarela con varios colores.

Resumiendo mucho, solo necesitas los colores que más te gusten y una esponja para llevar esta técnica a buen puerto y dejar un acabado espectacular en cualquier pared de tu casa.

Como ves, simplemente utilizando pintura, pero saliéndonos de los clásicos lisos y colores uniformes, podemos añadir un punto focal de impacto en nuestro hogar sin mucha dificultad.

Como habrás podido leer, en muchas de las técnicas que hemos visto, he puesto “resumiendo mucho” porque si tuviera que explicar paso a paso cómo hacer cada técnica hubiera quedado un artículo muy pesado, pero si necesitas que te lo explique con más detalle, solo tienes que dejar un comentario que yo estaré encantado de responderte.

Y si crees que estas ideas pueden gustarle a algún amigo o familiar, compártelo. ¡Gracias!

Si te has quedado con ganas de más, aquí puedes ver otras 40 ideas para pintar las paredes.

La entrada 10 ideas para pintar tus paredes con un gran impacto visual se publicó primero en Mil Ideas de Decoración.

Cómo pintar cualquier metal sin herramientas con un resultado perfecto

Con el paso de los años, ha sido increíble cómo ha evolucionado el mundo de la pintura. Y no muchos años me refiero.

Hace 10 años, cuando tenía que pintar una ventana de aluminio, por ejemplo, había que hacerle un tratamiento bastante elaborado para que se quedara perfecta.

Sin embargo, ahora, gracias a los nuevos productos y aplicaciones, no se necesita prácticamente nada, ni siquiera herramientas.

Esto no quiere decir que no se pueda pintar a pistola o a rodillo como toda la vida. Pero para superficies relativamente pequeñas, ya no merece la pena. Mejor con sprays.

Eso sí, no cualquier spray, tienen que ser profesionales y los adecuados, como los que te voy a contar en este artículo, donde vamos a ver cómo pintar cualquier metal, sin herramientas y con un resultado perfecto.

Abajo podrás ver un vídeo corto de un par de minutos más o menos, con todo el proceso, y a continuación, te lo voy a explicar en texto.

En el vídeo verás cómo pinto una gran lámpara industrial de aluminio galvanizado. Uno de los metales más difíciles de pintar.

Pero estos sprays, la preparación y la aplicación, lo puedes utilizar en cualquier otro metal que quieras pintar: Hierro de barandillas de terraza, acero de puertas, acero galvanizado de las campanas extractoras, aluminio de puertas y ventanas, aluminio galvanizado, cobre, níquel, o cualquier otro metal que se aplique a la decoración y construcción.

Dicho esto, veamos primero los materiales necesarios y luego la explicación, y para terminar, el vídeo.

Materiales necesarios para pintar metal sin herramientas:

Esponja de lija de grano medio. Esta va perfecta.

Imprimación en spray.

Pintura en spray (De buena calidad (TITAN) y del color que queramos)

Y nada más.

Cómo pintar cualquier metal sin herramientas con un resultado perfecto.

Primer paso: Lijar la superficie.

Con la esponja de lija de grano medio, lijamos toda la superficie a pintar, para quitarle el brillo y dejarla mate. Hay que matizar toda la superficie.

No hay que volverse loco lijando. Pasadas suaves que lijen toda la superficie incluido cualquier rincón, esquina o recoveco.

Segundo paso: Limpiar el polvo de lija y aplicar un limpiador básico con un trapo o papel.

Si es con un trapo mejor, pues algunos papeles sueltan virutas muy pequeñas de celulosa y necesitamos que la superficie esté perfectamente limpia.

Respecto al limpiador, puedes utilizar cualquiera de los que tengas por casa.

Eso sí, antes de aplicar la imprimación, que es el siguiente paso, tienes que asegurarte de que no queda nada de limpiador por la superficie a pintar. Que se ha secado completamente.

Tercer paso. Aplicar la imprimación:

Ahora que ya tenemos la superficie matizada y limpia, aplicamos la imprimación en spray.

La imprimación viene en un bote de spray, y normalmente la hay disponible en varios colores, para que luego la pintura cubra mejor.

Generalmente, está disponible en blanca, gris o negra.

Yo utilizo una 4 x 4. Tipo Wash Primer que van muy bien para metal. Que es la que te he puesto arriba.

Movemos enérgicamente el bote durante al menos un minuto.

Luego aplicamos un par de pulsaciones fuera de la superficie para ver cómo tira y a continuación, imprimamos la superficie.

La forma de aplicarlo es con el bote en vertical y en pasadas suaves, a una distancia de unos 25/30 cm. (Luego lo puedes ver mejor en el vídeo).

NO intentes cargar más de lo debido pues te saldrá chorrera.

Simplemente dale pasadas suaves hasta que cubra.

Una vez cubierto, pasamos al siguiente punto.

Cuarto paso: Lijar la imprimación.

Con un par de horas es más que suficiente para poder lijar este tipo de imprimación, y más teniendo en cuenta que es muy fina y que no necesitamos lijar mucho, porque si no nos la comemos.

Esto es importante, hay que lijar con una esponja de grano medio / fino, y sin comernos la imprimación.

Simplemente darle suaves pasadas para quitar las impurezas que hayan podido quedarse adheridas a la superficie con la imprimación.

Así que recuerda, lija toda la superficie pero suave.

Quinto paso: Limpiar la superficie.

Ahora que ya hemos lijado la imprimación, toca limpiar la superficie del polvo de lija que haya quedado.

Soplamos o le pasamos un trapo para quitar todo el polvo y suciedad y le volvemos a pasar el trapo limpio con el limpiador básico.

Sexto paso: Pintar con spray.

La pintura se aplica igual que la imprimación.

Primero agita bien el bote de pintura, y haz unas cuantas pulsaciones de prueba en un cartón o en otra superficie que no sirva para ver cómo tira la pintura.

Luego, aplica la pintura de la forma más uniforme y homogénea que puedas.

NO intentes cargar de más.

Aplica pasadas suaves a una distancia de 25/30 cm hasta que hayas pintado todo el metal.

Una vez dada la primera mano, probablemente tengas que darle una segunda. Especialmente si utilizas colores oscuros o muy vivos, como rojos o amarillos.

Espera media hora y aplica la segunda mano de la misma forma.

Una vez termines de darle la segunda mano, valora si necesita otra o si ya está completa.

Y ya está. No se necesita más, y el resultado, en spray, es perfecto.

Eso sí, y esto es muy importante. Por muy bien que apliques la imprimación o la pintura, si el lijado no ha sido correcto, de nada te servirá. Para que, tanto la imprimación, y por ende la pintura, agarren bien y se adhieran a la superficie de metal, este tiene que estar mate, sin brillo, completamente lijado por todas zonas.

Otra cosa que me gustaría señalar, es que aunque la imprimación y la pintura sean de buena calidad, profesionales, no dejan de ser pinturas. Lo que quiero decir con esto, es que si le pasas la punta de una llave a la superficie, la vas a rallar, por muy buena que sea la pintura.

Piensa que la capa de imprimación y pintura que se queda en el metal es de micrones. Es decir, milésimas de de milímetros.

Y ahora, aquí puedes ver el vídeo donde pinto de la forma que acabo de explicar, una lámpara de acero galvanizado en blanco, utilizando imprimación blanca.

Si tienes alguna duda, deja un comentario que yo estaré encantado de responderte y si crees que este artículo puede interesarle a algún amigo o familiar, compártelo. Ganamos todos.

La entrada Cómo pintar cualquier metal sin herramientas con un resultado perfecto se publicó primero en Mil Ideas de Decoración.

Los 5 colores tendencia para pintar paredes de 2020

Si te has decidido a pintar la casa y estás buscando un color de moda, un color tendencia, y, por supuesto, bonito, déjame que te muestre los 5 colores más punteros para paredes de este año.

Seguro que entre ellos se encuentra uno que te encanta, porque cada uno de ellos tiene unas características muy apropiadas que le han hecho convertirse en la tendencia de este año.

Vamos a verlos y te voy contando las propiedades, características y el ambiente que logra cada uno y cómo puedes combinarlo en tu casa. Empezamos.

  1. Verde grisáceo

Fotografía y diseño de Souraya Hassan de Binti Home

Los colores calmantes son la tendencia en este momento. Son colores apropiados para el cada vez más frenético ritmo de vida. Casi se han convertido en una necesidad.

Y entre los colores calmantes, el verde grisáceo se encuentra en la cima por sus propiedades.

El verde, como ya hemos visto, es el color más calmante que existe. Un color con el que descansar la mirada, que brinda una sensación de tranquilidad, como casi ningún otro.

Así pues, el verde grisáceo, aúna las propiedades calmantes del color verde estándar, pero aún más potenciadas por su escasa saturación y fuerza, dando como resultado uno de los tonos más soft, más suaves y calmantes de toda la gama cromática.

De hecho, el color del año Bruguer, el Amanecer Tranquilo, es un color que nace en contrapunto con este mundo cada vez más agitado y digital, ¿Y sabes en qué lugar se encuentra ese color? Exacto, entre los verdes grisáceos.

Color Amanecer Tranquilo de Bruguer.

Ya ha quedado claro que el verde grisáceo es uno de los colores tendencia por sus características y propiedades calmantes. Ahora te digo cómo combinarlo.

Por suerte, al ser un tono de verde grisáceo, se deja combinar muy bien con prácticamente cualquier color. Pero se lleva especialmente bien con los tonos cálidos como el beige, la madera o las fibras vegetales, que le añaden la calidez de cual carece este color, pudiendo crear una paleta para tu casa completamente en armonía.

Así pues, si quieres un espacio calmante, pero cálido, acogedor y también luminoso, combina el verde grisáceo con madera, fibras vegetales y algún tono beige.

Si quieres ver otras combinaciones, aquí puedes ver 15 colores que combinan con verde.

Ahora pasemos al siguiente color tendencia de 2020 para paredes.

2. Gris azulado

Como ya hemos visto en el blog y he comentado otras muchas veces, el azul y el verde son los colores más relajantes que hay.

De hecho, el azul y el verde tienen unas características muy, muy similares.

Los dos están en la parte fría del círculo cromático, los dos son relajantes, y los dos forman parte de los colores “naturales”, ya que son colores que encontramos en la propia naturaleza, como en el azul del cielo o del agua.

Teniendo en cuenta que este año los colores serenos y calmantes han sido los ganadores por goleada, no es de extrañar que el gris azulado estuviera entre los más populares.

Y es que como digo, el azul, y especialmente los tonos de azul grisáceo que tienen poca saturación y son suaves, casi neutros, son, junto con los verdes, los tonos más calmantes que podemos encontrar en el círculo cromático.

Otra ventaja que tiene el azul grisáceo es que es un color elegante y versátil. Se adapta muy bien a cualquier espacio.

Podemos pintar con total acierto de azul grisáceo tanto una habitación infantil, como un salón, así como un despacho o cualquier otro espacio, ya que se adapta a todos ellos.

También es un color que se deja combinar extremadamente bien, pero algunos de los tonos con los que mejor combina son con los beis y con los rosa.

¿Qué color te recomiendo si quieres pintar tu casa así? Te recomiendo dos:

Color Amanecer Tranquilo de Bruguer.

El primero es por si quieres un tono de azul grisáceo suave, y es el Amanecer Tranquilo de Bruguer ¿Te acuerdas que antes te he dicho que el Amanecer Tranquilo de Bruguer era un verde grisáceo? Es que también es un gris azulado. Está a medio camino de ambos.

Gris Denim de Bruguer. Comprar aquí.

El segundo, si quieres un gris azulado más fuerte, es el Gris Denim de Bruguer, que vemos justo arriba de estas líneas.

Veamos el siguiente color tendencia para paredes de 2020.

3. Savasana

Color Savasana de Valentine

Este bonito color pertenece a la firma Valentine, la cual le designó el año pasado como color tendencia para paredes. Un tono cálido y, como no, relajante.

Como puedes ver, todos los colores tendencia de 2020 van por ese camino: El de la paz, relajación y bienestar.

A diferencia de los dos colores que hemos visto primero, el verde grisáceo y el gris azulado, el Savasana de Valentine es un color que se encuentra en la parte caliente del círculo cromático, por lo que es un color cálido. Cálido sí, pero también relajante.

Está a medio camino de un blanco roto y un beige grisáceo. Un tono con poca saturación, muy luminoso y acogedor.

Así que si buscas un color para darle luminosidad a tu casa pintando las paredes, y además que sea relajante y acogedor, el Savasana de Valentine es el que color que buscas.

También hay que destacar de este color sus infinitas combinaciones, y es que es un color que se deja combinar muy bien con todo, pero especialmente con los tonos de madera, fibras vegetales, verdes y rojos terrosos como el color terracota o el color teja.

Así que, por ejemplo, si quieres, puedes pintar una pared del salón de rojo terracota, y el resto de este color luminoso, creando una paleta moderna, cálida, luminosa y relajante. Es solo un ejemplo de lo mucho que puedes hacer con este color.

Pasemos al siguiente color tendencia para pintar paredes de 2020.

4. Azul Clásico

Fotografía Happy Interior Blog

Sí, de nuevo el azul, pero esta vez, el azul clásico, designado como Color de Año por el Instituto del Color Pantone.

A pesar de que es un color más fuerte y potente que todos los que hemos visto, Pantone también se ha basado en las mismas cualidades que el resto de colores: Relajación.

¿Te acuerdas que antes te decía que el color azul es uno de los más relajantes que existen?

No es de extrañar que este color entonces se haya puesto tan de moda últimamente.

Y es que el Azul Clásico es un color atemporal, pero también elegante y simple.

“El azul infunde calma, da confianza y crea conexión, resaltando nuestro deseo de consolidar unos cimientos fiables y estables sobre los que edificar nuestro camino hacia el umbral de una nueva era”. Así lo define Pantone.

Un color que aporta paz, que facilita la concentración y la reflexión y fomenta la resiliencia. Ahí es na.

Así que si estabas buscando un color tendencia para pintar tus paredes que fuera más potente que los tonos suaves que hemos visto, el Azul Clásico de Pantone es para ti.

Si quieres potenciar sus cualidades, puedes combinarlo con tonos madera, fibras vegetales y acentos de tonos marrones y beige para añadir calidez, a un color de naturaleza fría.

Además, también puedes ver aquí otros 14 colores que combinan con el azul.

Veamos el siguiente color tendencia para paredes de 2020.

5. Tonos tierra rosados

Color Terracota de Bruguer. Comprar aquí.

El color rosa fue tendencia hace años ya, especialmente el rosa cuarzo de Pantone, y desde entonces no ha terminado de irse.

Lo que sí ha hecho ha sido evolucionar, y de un rosa empolvado o rosa palo, se ha convertido en un tono tierra rosado.

Los tonos tierra rosados pertenecen a la parte caliente del círculo cromático, por lo que son colores cálidos, con los que crear fácilmente ambientes muy acogedores.

Además, también destacan porque son color muy luminosos gracias a su pigmentación.

Otra de las ventajas de estos colores es que combinan muy bien con los tonos madera y las fibras vegetales, como el resto de los que hemos visto, y que hoy abundan en tantos hogares, en forma de cestas, muebles y otros accesorios de carácter natural.

Pero no solo eso, como te puedes imaginar, estos tonos también son tendencia por eso mismo, sí, porque también son relajantes.

Además, con ellos es muy fácil lograr un ambiente elegante y sofisticado. Mucho más fácil que con los azules o los verdes, por ejemplo.

Como puedes ver, si hay algo a lo que se ha dado prioridad este año es sin duda a la calma, la paz y la tranquilidad. ¿Cuál es tu color favorito de los que hemos visto?

Si tienes alguna duda, deja un comentario que estaré encantado de responderte, y si crees que este artículo puede ayudar a algún amigo o familiar, compártelo.

Si te has quedado con ganas de más, te aconsejo que veas estos 29 colores tendencia para pintar la casa.

La entrada Los 5 colores tendencia para pintar paredes de 2020 se publicó primero en Mil Ideas de Decoración.