¿Plantas reales o artificiales? ¡Toma la decisión correcta!

Quizá cuando vas a visitar a algún familiar que tiene plantas en su hogar te gustan mucho, y quieres tenerlas en tu casa también. Pero claro, es cuando te entra el dilema: ¿plantas reales o artificiales?  En realidad, esta decisión solo debes tomarla tú, ya que si son reales tendrás que cuidarlas para que no se mueran y si son artificiales, solo tendrás que limpiarles el polvo.

Claro está que no son lo mismo, pero ambas te darán una buena sensación de estar cerca de la naturaleza. En la actualidad hay plantas artificiales que están muy conseguidas y que te permitirán disfrutar de ellas siempre que las tengas en buena estado. Son ideales para personas con poco tiempo o que se les suele morir las plantas reales.

Por otra partem las plantas reales son ideales para aquellas personas que les gusta la jardinería y sobre todo, que tienen tiempo para ocuparse de las plantas. Es que en realidad, ambos tipos de plantas (las reales y las artificiales) tienen sus pros y sus contras.

Es importante tener todo esto en cuenta a la hora de escoger un tipo de plantas para poder decorar tu casa. En caso de que no lo tengas claro podrías equivocarte en la decisión, ¡y es mejor que aciertes para estar a gusto en tu hogar con las plantas que decidas tener!

Plantas artificiales vs plantas reales

Elige con cuidado, usar plantar reales no es lo mismo que usar plantar artificiales.

Las plantas reales son muy bonitas pero requieren un cuidado especial. Por otro lado, las plantas artificiales no requieren tanto mantenimiento, pero les faltará esa magia natural que tienen las que sí respiran. Las personas suelen preguntarse muy a menudo qué plantas pueden ser mejor opciones, por eso, es buena opción que puedas valorar los pros y los contras de cada una de ellas. Te resultará útil y te ayudará a elegir mejor.

Plantas artificiales

Las plantas artificiales, como te hemos avanzado más arriba, son plantas que pueden parecer muy reales y que están hechas con materiales para que así sea. Son una opción muy adecuada para las personas que no pasan mucho tiempo en casa, que viajan a menudo… porque no requieren riego, ni macetas, ni que las cambies de sitio por el tema solar, ni que las podes…

Pero claro, esto no significa que no necesiten ningún mantenimiento… de hecho, sí necesitan varios:

  • Quitarles el polvo de las hojas y los pétalos
  • Limpiar con toallitas húmedas
  • Usar aspiradora o trapo seco

Es cierto, que en las plantas artificiales puedes encontrar algunos tipos que tenerlos en casa como planta real sería mucho más complicado (por ejemplo las orquídeas).

Si no sabes escoger entre una opción u otra, recuerda que las artificiales no aportarán calidez a tu hogar, es decir, te harán sentir esa sensación verde de tener plantas, pero no sentirás el frescor natural que te ofrecen las naturales.

Además, las plantas artificiales pueden ser incluso tóxicas e inflamables, y por lo tanto, peligrosas. Pero por otra parte, también debes tener paciencia para cuidar bien de las plantas reales… ¡y las artificiales no te darán problemas de bichos!

Plantas reales

Aunque las plantas artificiales estén muy bien conseguidas, no podemos obviar que las plantas que son reales siempre deslumbrarán más que cualquier planta artificial. Las plantas reales son seres vivos que se transforman, que purifican el aire, que te aportan color y vitalidad en el hogar.

Son ornamentales, medicinales, maravillosas… E incluso las hay que te regalan hojas comestibles o frutas. Aunque es cierto que tienes que cuidarlas a menudo, también te regalan toda su belleza real.

Los cuidados

Como te hemos comentado, las plantas artificiales tienen un cuidado que requieren únicamente el mantenimiento del material del que está hecha. Pero cuando se trata del cuidado de las plantas reales es importante que para empezar, busques una planta que sea fácil de cuidar y que la mantengas cerca de una fuente de luz solar.

No la pongas directamente bajo el sol para evitar que las hojas se quemen o se marchiten demasiado pronto.

Si sueles tener mala memoria, puedes poner una alarma en tu reloj o en tu teléfono para acordarte que debes regar las plantas en momentos determinados. Si a pesar de esto te cuesta regar las plantas, entonces puedes poner una botella llena de agua al revés sobre la tierra (y con el tapón puesto y con agujeros en el mismo).

De esta manera podrás regar en goteo sin necesidad de estar siempre pendiente. Aunque también puede optar por plantas que no requieran mucho regado.

El tiempo

Es importante que tengas en cuenta que si a pesar de todo lo que hemos hablado más arriba, aún tienes dudas y no sabes si escoger entre plantas reales y artificiales, entonces tendrás que pensar en el tiempo del que dispones.

Como te comentamos al comenzar este artículo, el tiempo es fundamental en cualquier caso. Pero claro, aunque tengas poco tiempo puedes valorar otra cosa: las plantas reales te pueden aportar terapia intensa mientras las cuidas. Es una conexión con la naturaleza necesaria que puedes tener en tu hogar.