5 cambios que querrás hacer en tu cuarto de baño

Cuando nos da la fiebre de la renovación, no hay quien la pare. Por lo menos a mí así me pasa. Empiezo por intercambiar unos cuadros de sitio y acabo cambiando el escritorio entero. Que si este cojín va mejor aquí, que si este rincón necesita un espejo… En fin, creo que a los que nos gusta la decoración esta necesidad de cambio nos ataca de vez en cuando. Parece lógico si buscas continuamente nueva inspiración y estás al tanto de las últimas novedades y tendencias. Que algo de todo lo que ves, te encaja y lo quieres; y lo quieres ya.

Pues lo lamento si te sientes identificado con lo que cuento, porque hoy vamos a repasar unas ideas para cambiar el cuarto de baño que vaticino que querrás hacer. Igual no las cinco, puede que ninguna, pero creo que será fácil que al final del artículo se te pegue la fiebre de la renovación. Avisado quedas…

1. Renovar la decoración con tus gustos actuales.

A todos nos ha pasado el haber puesto algo en casa que en ese momento nos encantaba y, de repente un día, sencillamente lo odiamos. Es más que normal, los tiempos cambian y las personas y sus gustos también. Si esto nos pasa con los artículos de decoración, es bien fácil remediarlo. Sobre todo en el baño, que es seguramente la estancia con menos ornamentos decorativos de toda la casa. Actualizar algún cuadro o jarrón y los útiles de baño como jaboneras, etc., no te llevará mucho, pero el cambio será grande.

2. Actualizar los sanitarios (sobre todo si son de colores).

Esos sanitarios rosas, verdes, beiges,… Quién no ha utilizado alguno que no pase de los treinta, ¿verdad? Es cierto que renovar el lavabo o el inodoro requiere más esfuerzo, pero quizá sea lo único que tengas que hacer para dar un aire actual a tu cuarto de baño. Si no te quieres meter en tanta faena, puede que solo necesites renovar una pequeña parte de ellos. Hoy en día existen muchas opciones, puedes encontrar desde un catálogo de tapas de wc hasta un lavabo fijado a la pared de instalación fácil.

Vía Create/Enjoy

3. Traer paredes y suelos a este siglo.

Si no nos queremos volver locos re-alicatando la estancia entera, aunque lo esté pidiendo a gritos, no pasa nada. Existen soluciones para cambiar los azulejos del cuarto de baño sin obras. Podemos utilizar revestimientos vinílicos, que simplemente se pegan encima del suelo o pared. También pintura especial para azulejos, igualmente resistente a la humedad. Y si no, siempre podemos tirar de imaginación y algún DIY.

DIY para cambiar el suelo sin obras.

DIY con baldosas vinílicas.

4. Añadir el almacenaje que realmente necesitas.

Muchas veces en los cuartos de baño modernos encontramos muebles de lavabo con cajones infinitos y otros tantos cachivaches auxiliares para guardar más cosas aún. La primera pregunta es: ¿necesito todo lo que tengo guardado? Antes de poner el mueble con más espacio del mundo, revisa lo que tienes y haz una limpieza a lo Marie Kondo; tira o recicla todo lo que no usas. A lo mejor te sorprendes y solo necesitas algún cajón y una pequeña estantería…

Inspiración:

reforma de un baño en blanco y negro,

antes y después de un baño azul y dorado.

5. Activar el modo spa de tu cuarto de baño.

Seamos sinceros, todos querríamos un cuarto de baño tipo spa. Es decir, con su bañera grande y preciosa, sus vistas estupendas, su ambiente relajante,… Puede que no sea tan fácil de conseguir por espacio, coste, etc., pero algo se podrá hacer. Lo primero, mantenerlo limpio y en orden, que no nos de sensación de dejadez. Y a partir de ahí, con unas velas, unas sales de baño o incluso con una luz adecuada, podemos ganar en confort. O también puedes comprar la bañera de patas o exenta de tus sueños, eso ya lo eliges tú.

Vía Magnolia

¿Te apetece hacer alguno de estos cambios en tu cuarto de baño?

El artículo 5 cambios que querrás hacer en tu cuarto de baño es original de Decorar Mi Casa, blog de decoración –

Cómo renovar un salón sin obras y sin cambiar muebles

Se puede renovar un salón por completo (o cualquier otra estancia) sin necesidad de hacer obras ni reformas y, por supuesto, sin necesidad de comprar muebles nuevos.
Me enfrento a esta tarea todas las semanas en alguna estancia de alguno de mis clientes que quieren cambiar por completo, pero no tienen tiempo ni ganas de meterse en obras, pero quieren entrar a su salón y que este parezca otro; un salón nuevo.

Si tú también buscas lo mismo, sigue conmigo que vamos a ver 4 soluciones para renovar por completo tu salón, sin hacer reformas o comprar mueble alguno. Empezamos:

Pintar todo lo que quieras renovar

La pintura es el recurso más económico y eficaz para renovar cualquier espacio o mueble. Si quieres un cambio radical de tu salón, píntalo.

Cambia el color de tus paredes por otro totalmente distinto que te llame la atención. Simplemente con esto habrás creado un nuevo “cascarón” en el que todo lo que hay dentro, muebles, objetos decorativos, etc., tendrá una nueva mirada al verse sobre un nuevo fondo.

Pero no te quedes en las paredes solo. Si cambiar la pintura de las paredes del salón hace que este adquiera un look nuevo y renovado, también lo hace en los muebles.

Pintar los muebles antiguos y cambiarlos de color va a hacer que los muebles parezcan otros. Especialmente si tienes muebles de madera antigua y desgastada. El cambio es tan eficaz y potente que, tus muebles no es que parecerán renovados, sino que parecerán otros. Y solo con pintura.

Y si quieres ir más lejos, pinta las puertas. La mayoría de viviendas antiguas tienen puertas de madera antigua y ya desgastada. Pintarlas de blanco suele ser una solución que funciona para casi todo el mundo, ya que combina con todo y hace que el espacio sea más luminoso y amplio.

Y, aunque esta tarea es relativamente sencilla, si quieres un resultado profesional y rápido, lo mejor es que contrates la ayuda de un pintor profesional, que te dejará acabados perfectos en tiempo récord.

Puedes encontrar a algún profesional de tu zona utilizando servicios online como el servicio de pintura de Hogami, con el compromiso de Leroy Merlin, en el que rellenas algunos datos especificando lo que quieres pintar, la zona donde vives y otros ajustes y te seleccionan el pintor profesional perfecto para tu caso. ¡Incluso puedes chatear con él y resolver las dudas o matizar los detalles del trabajo!.

Una vez que hayas cambiado y renovado el color de tus paredes, muebles y puertas si es necesario, tu salón será completamente un espacio nuevo.

Pero todavía hay otros consejos para renovarlo aún más sin necesidad de obras.

Viste tus suelos con alfombras y disimúlalos

Uno de los problemas más comunes a los que me enfrento en los proyectos decorativos donde algún cliente quiere renovar su salón sin hacer obras es el suelo.

Por lo general, aunque el suelo esté en buen estado, es tan antiguo y el cliente está tan harto de verlo que incluso le ha cogido manía. Sabes a lo que me refiero, ¿verdad?

Una solución bastante eficaz, económica y rápida para cambiar o disimular tus suelos sin necesidad de obra o reforma es vestirlos con alfombras.

Si tienes en tu salón zona de sofás y zona de comedor, poner una apropiada alfombra en cada zona no solo realzará la decoración de cada zona y delimitará espacios, sino que disimulará tus suelos casi por completo.

La ventaja que tiene utilizar alfombras para disimular un suelo que ya no te gusta es que las puedes cambiar cada cierto tiempo sin apenas esfuerzo económico.

Y no tienes limitaciones ni de colores ni de nada. ¡Como si quieres poner una alfombra morada fosforita!

De verdad, viste tus suelos con alfombras y verás cómo ese suelo que ya no puedes ni ver, desaparece. Es tremendamente eficaz poner una alfombra nueva y bonita, que te guste, cubriendo ese suelo que ya no puedes ni ver.

Después de estos dos puntos que acabamos de ver, tenemos paredes, muebles, carpintería y suelos renovados sin necesidad de hacer obras. Pero podemos ir más allá en la renovación del salón. Mucho más:

Tapiza, retapiza y cambia los textiles de todo el salón

Párate un momento en tu salón y míralo detenidamente.

Ahora cuenta los textiles que ves en él. Practiquemos un pequeño ejemplo:

Me paro en el salón y cuento los textiles que veo: Sofá, Cortinas, Cojines, Butaca, Sillas. Tú también los tienes, ¿verdad?

Ahora imagina el tremendo cambio que puedes lograr cambiando esos textiles.

Es cierto que tapizar o retapizar un sofá de medidas generosas resulta más caro que comprar uno nuevo, así que, en este caso, lo que te recomiendo es que le pongas una bonita funda. El cambio es espectacular.

Déjame que te cuente una pequeña anécdota que me ha marcado desde pequeño en este sentido.

Cuando era pequeño y me iba al colegio, había mañanas en las que volvía a casa a comer, y me encontraba con un salón prácticamente nuevo a mis ojos de niño.

Y eso era porque mi madre, con sus pocos recursos económicos, muy de vez en cuando, cuando ella consideraba necesario y podía económicamente, compraba unas nuevas fundas para el sofá grande y para los dos sillones a juego que teníamos.

Y cuando entraba en el salón me maravillaba el cambio tan radical que había dado el salón, solo con poner unas fundas nuevas. Era asombroso.

Y no hacía nada más. Es decir, en este caso mi madre no pintaba las paredes, ni los muebles, ni ponía alfombras nuevas. Simplemente compraba unas fundas nuevas y teníamos un salón con un aire y estilo completamente diferente.

Ahora imagínate si también cambias las cortinas, fundas de cojines y le pones una nueva funda o tapizado a las sillas. Ni lo reconocerás.

Tal y como dice Luis Alfonso López, director de tiendas de la empresa de alta decoración textil Gastón y Daniela “Los muebles tapizados tienen la posibilidad de cambiar de piel, como el que cambia de traje“. Más razón que un Santo. No desaproveches esta ventaja y renueva todos los textiles que puedas.

Y todavía podemos seguir renovando más el salón.

Remata la decoración

Ahora ya has hecho lo más grande: Pintar paredes, muebles y añadir y cambiar textiles. Lo has hecho en tiempo récord y con un presupuesto mínimo. Y tienes un salón nuevo. A estrenar.

Lo único que te queda es coger todos esos pequeños detalles como lámparas de techo, mesa y suelo; los adornos y libros del mueble tv y el centro de mesa de la mesa de comedor, entre otros pequeños detalles y cambiarlos por unos nuevos acordes al nuevo estilo de tu salón.

Además, esta es la parte más divertida. Esta es la parte en la que te vas de compras a comprar “chucherías” decorativas.

Esos pequeños detalles que te encantan y que puedes poner en cualquier rincón. A por esa lámina decorativa que te gusta tanto y ahora sí encaja con tu nuevo salón, a por esa bonita cesta de mimbre para meter tus macetas en ella, a por ese tramo de escalera artesanal para decorar el rincón, o a por esa maravillosa lámpara con la pantalla en verde menta que te encantó cuando la viste en Instagram.

Disfruta de estos cambios y termina de renovar el salón.

Como puedes ver, puedes transformar por completo tu salón sin necesidad de hacer obra o reforma, y sin cambiar ni tan siquiera un mueble.

Naturalmente, todos los consejos que he expuesto aquí los tienes que aplicar según tu salón, según tus gustos y tus recursos, adaptándolos a tus circunstancias. Así las cosas, te invito a que, si tienes alguna duda, dejes un comentario que yo estaré encantado de poder responderte.

Y si crees que este artículo puede ayudar a algún amigo o familiar, compártelo. ¡Gracias!

La entrada Cómo renovar un salón sin obras y sin cambiar muebles se publicó primero en Mil Ideas de Decoración.

SIGUE ESTOS 3 PASOS PARA DAR UN AIRE NUEVO A TU CASA

Imagen

No le voy a dar muchas vueltas a esto de darle un aire nuevo a tu casa.  Vamos directos al grano, es muy sencillo.

Para dar un aire nuevo a la decoración de tu casa solo tendrás que seguir 3 pasos.  Te propongo un juego que te va a ayudar a ver mejor los cambios que puedes conseguir.  ¿Empezamos?

3 pasos para dar un aire nuevo a tu casa

#1: Ordena, tira y limpia

Parece obvio, ¿verdad?

Simplemente deshaciéndote de aquello que ha dejado de cumplir su función, sea práctica o sentimental y de todo lo que esté desgastado o roto habrás dado un gran paso hacia tu objetivo.

Además descubrirás nuevas soluciones de organización que te van a ayudar a conseguir dar ese nuevo aire a tu casa que estás buscando.

Pon orden en todo lo restante y separa todo lo que quieras mantener pero que ha dejado de tener sentido en su ubicación actual.

Vamos con la parte del juego.  Mira bien esta imagen:

¿Qué cambios harías para conseguir dar un aire nuevo a este espacio? Tómate unos minutos para pensar en qué es lo que te chirría, qué es lo que falta y qué lo que sobra.

Haz lo mismo con esta imagen.  ¿Cómo ordenarías los juguetes? ¿Qué cambiarías?

Hacer este “juego” en cada uno de los espacios de tu casa es una buena forma de comenzar una renovación.  Como te digo más arriba no solo vas a conseguir la tan necesitada sensación de orden y limpieza, sino que vas a descubrir “necesidades”.  Un armarito aquí, una estantería allá, un poco de pintura, tal vez un jarrón nuevo…

Estas son las soluciones que decidieron las dueñas de las casas de las fotografías anteriores. ¿Qué te parecen?

#2: Cambia de sitio muebles y objetos decorativos

En el paso anterior te decía que retiraras aquellas cosas o muebles que habían dejado de tener sentido en la decoración de un espacio determinado.  Ese sillón que ocupa demasiado o esa mesita auxiliar que nunca terminó de encajar en una habitación pueden ser lo que necesita otra para triunfar.

Juguemos de nuevo.  Fíjate por ejemplo en el puff.  En su día decidiste colocarlo al pie de la cama.  Te gusta, pero recordemos que estás buscando dar un aire nuevo a tu casa.

Quizá volverías a disfrutar de él como al principio colocándolo en el salón.  Además, ganarías un nuevo espacio para sentarse.

#3: Pintura

Renovar la pintura de una habitación, incluso si eliges el mismo tono, es claramente una gran manera de darle un aire nuevo a tu casa.

Pero a la hora de renovar, la pintura tiene mucho más que aportar.  Si crees que no es el momento de pintar paredes, puedes comenzar por un mueble, incluso por uno pequeño.  O por piezas menores, un tiesto, un jarrón, un estante o el marco de un espejo.   Verás cómo notas la diferencia.

Juega con tu casa y con tus espacios.  Detecta lo que sobra y lo que no encaja.  Retira y tira.  Vuelve a ordenar.  Disfruta de tu casa renovada.

 

¡Feliz día!

The post SIGUE ESTOS 3 PASOS PARA DAR UN AIRE NUEVO A TU CASA appeared first on Nordic Treats.

Un antes y después espectacular de «Reglas de casa»

«Reglas de casa» («House rules» en su título original) es uno de esos programas de telerrealidad sobre decoración que me encantan. Ya hablé en otros artículos de «Tu casa a juicio» y de los hermanos Scott, pero creo que este programa australiano es mi preferido. Consta ya de ocho temporadas y cada cuál te engancha a su manera.

Por si no lo has visto nunca, seis parejas de distintos estados del país compiten reformando las casas de los demás participantes. Los equipos que no ganan el premio final sí se llevan una casa recién reformada, por lo que ni tan mal el plan. La mayoría de estas renovaciones son bastante espectaculares, ya que parten de viviendas muy estropeadas en general. Hoy vamos rescatar uno de los tantos antes y después que dos de los concursantes consiguieron en su casa gracias a sus compañeros.

Antes y después de la casa de Lisa y Andy en Reglas de Casa.

Antes de cada reforma, los propietarios de la vivienda dejan unas reglas de casa para guiar a sus compañeros. Así, les dicen qué estilo les gusta o lo que necesitan en su hogar. Si los concursantes no cumplen estas reglas, son penalizados. Las directrices de Lisa y Andy eran estas:

Regla 1. Crea un santuario nórdico
Regla 2. Usa madera y tonos suaves
Regla 3. Pon una pieza llamativa en cada habitación
Regla 4. Danos un baño impresionante
Regla 5. Consigue un aire relajado a lo años sesenta

¿Crees que consiguieron seguir todas las reglas? Sigue viendo las fotos.

Cada equipo de dos personas es el responsable de una zona de la casa concreta. Unas son más grandes o con más complejidad, pero a los dueños de la vivienda lo que más les suele preocupar es, a parte de que el trabajo esté finalizado y bien hecho (no siempre es así), que sus gustos sean respetados. Si los acabados son buenos pero el estilo no va contigo, esa casa no es para ti. Así que normalmente los concursantes que pasaban las primeras rondas, tenían la oportunidad de re-reformar la zona de su casa que menos les gustara tras el cambio. Un arma de doble filo…

Para el gran final, los ganadores en las primeras temporadas conseguían el importe que necesitaran para amortizar la hipoteca. A más de uno nos vendría bien ese premio… A partir de la cuarta entrega, lo cambiaron por dinero en metálico, desde 100.000 hasta 355.000 dólares. No suena nada mal pero, si estamos atentos a los precios que se dicen sobre inmuebles allí, me parece que salieron perdiendo.

¿Conocías el programa «Reglas de casa»?

El artículo Un antes y después espectacular de «Reglas de casa» es original de Decorar Mi Casa, blog de decoración –

Renueva tu dormitorio cambiando tu funda nórdica

Renovar la decoración de vez en cuando es una buena idea para dar un aire distinto a nuestra casa. Muchas veces no hacen falta grandes cambios, basta con algunos detalles. Lo decimos mucho y lo hacemos una vez más, que una de las maneras más fáciles y económicas de conseguirlo es con los textiles. No solo sirven para calentarnos y descansar mejor, que también, sino que también son un elemento de lo más decorativo.

Por eso hoy nos vamos a centrar en dar ese aspecto renovado al dormitorio y lo vamos a hacer cambiando la funda nórdica. Un gesto tan sencillo como este puede modificar la estancia entera. Se puede conseguir dar un giro al estilo decorativo, una modernización al ambiente o un punto más de relax a la habitación. Por eso repasaremos varias opciones y estilos de fundas nórdicas, así solo tendrás que escoger tu favorita para poder empezar a redecorar tu dormitorio.

La funda nórdica blanca, el clásico atemporal.

El blanco nunca pasa de moda y conjunta con todo, así que si temes equivocarte, ésta es tu opción. Además, aporta sensación de limpieza y luminosidad. Nos ayuda a conseguir la habitación relajada que necesitamos para un mejor descanso.

5 ideas para decorar el cabecero de la cama.

Un toque divertido en el dormitorio.

Si el blanco o los tonos neutrales no son tus preferidos, podemos elegir algo más atrevido. Se puede dar un toque divertido al dormitorio con una funda nórdica de motivos y colores alegres. Será el elemento que destaque sobre los demás y no necesitarás cambiar el resto de decoración.

Formas geométricas en textiles.

Hace unos años que las formas geométricas se colaron en nuestras casas, ¿por qué no en el dormitorio? Como son un elemento decorativo algo arriesgado, es fácil utilizarlo para la ropa de cama y así no abusar. Si elegimos dibujos en tonos pastel o colores relajantes, conseguiremos el balance perfecto para esta estancia.

Funda nórdica, estilo nórdico.

Para los fans del estilo escandinavo o nórdico los textiles son el elemento perfecto para añadir algo de color y textura. Los ambientes en este tipo de decoración son bastante neutros y si queremos romper un poco esta tendencia, podemos combinarlos con colorido y estampado en la ropa de cama.

Más ideas para renovar tu dormitorio.

Un plus de elegancia.

En esos dormitorios elegantes y atemporales lo mejor es no desentonar con la funda nórdica. Sigue la paleta de colores neutros y los dibujos glamurosos para tus estampados como el toile youi o el paisley.

Tu propio estilo en tu funda nórdica.

Como siempre, lo más importante es que tu decoración hable de ti. Si no tienes un estilo definido o simplemente te gusta lo ecléctico, tus textiles lo dirán. Deja que ellos hablen por ti impregnándolos de tus gustos y personalidad. Simplemente elige el que te haga sentir mejor cuando lo veas e imagines en tu dormitorio… Y a disfrutarlo.

¿Qué tipo de funda nórdica se adapta más a ti?

El artículo Renueva tu dormitorio cambiando tu funda nórdica es original de Decorar Mi Casa, blog de decoración –