Cocina en una zona de paso

A menudo hablamos de cocinas abiertas al salón pequeñas, o de salones y cocinas juntos, pero lo que no es tan común es que la cocina se situé en una zona de paso. Pasillos, distribuidores o incluso recibidores con cocinas abiertas por las que podría efectuarse el paso a otras zonas de tu casa. Hoy visitamos una reforma en el Raval que te va a resolver todas las dudas y que es el mejor ejemplo de una cocina en una zona de paso
Como veréis se trata de un proyecto de interiorismo realizado por Marta Castellano con muchas de las cosas que nos gustan: suelos de parquet en espiga, paredes de ladrillo, espacios diáfanos y una decoración de estilo rústico chic que enamora. 

Cocina en el pasillo o zona de paso

La cocina, que es la que nos ha hecho llegar al proyecto es inevitable zona de paso para acceder al salón. No siendo una cocina totalmente abierta, pero tampoco cerrada al no existir ningún tipo de puerta o cerramiento que limite el acceso. 
Un gran vano sirve para entrar, y otro para comunicar visualmente ambas estancias. 
Al tratarse de una zona de tránsito constante es fundamental que haya una continuidad de materiales entre ambos espacios. 
En la imagen podéis ver una cocina de muebles blancos (sin tiradores) con encimera y frente del mismo color. ¡Hasta la vitrocerámica y la campana extractora -fundamental en espacios abiertos que tenga gran capacidad de succión- son blancas!
Electrodomésticos panelados, y toda la capacidad de almacenaje que se pueda conseguir para que el espacio se vea siempre limpio, y lo más ordenado posible. ¿Captas la idea?
No podemos dejar de hacer mención del interiorismo cuidadísimo que se aprecia en las fotos: fijaros en esos muebles vintage, cortinas que arrastran, y muebles de espejo envejecido. 

*Fotografía Davide Pellegrini

ARTÍCULOS RELACIONADOS: 

¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!

      Maribel ♡

¿Compensa reformar para alquilar?

Siempre es un buen momento para plantear una reforma (más grande o modesta) en un piso de alquiler. Pero bien es verdad que en estos tiempos tan revueltos cuesta decidir si merece o no la pena una reforma. 

Lo que está claro es que una reforma siempre va a incrementar el valor de tu vivienda (algunos hablan de hasta un 30%) y desde luego, va a acelerar el proceso de encontrar interesados en su alquiler.
Respondiendo a estas preguntas, es más fácil que encuentres respuesta a todas las dudas y si te decides finalmente a reformar, lo hagas con la garantía de que te va a ser rentable.
Lo que es evidente es el auge ahora mismo de ahorradores de todos los tamaños, buscando pisos para alquilar por la rentabilidad que ofrece en comparación con un depósito bancario. ¿Y solo pueden acceder a estas oportunidades los que tengan dinero ahorrado? No necesariamente, aunque siempre hay que contar con algunos ahorros. 
Ahora mismo muchos bancos tienen bolsas de inmuebles (conocidos como pisos de bancos) con hipotecas del 100%, con lo cual solo tendrías que tener capacidad económica para afrontar en su caso los gastos de compraventa y de la reforma (mira en Servihabitat, Aliseda Inmobiliaria, Altamira Inmuebles, Solvia…). 
 

Reformar para alquilar

¿Qué perfil de inquilino es el ideal para tu piso?

No es lo mismo un apartamento en el centro, que otro en una zona universitaria. Un piso de 30 metros, que uno de más de 100 con 4 habitaciones. Con esto te quiero decir que la ubicación de la casa manda mucho a la hora de decidir quién puede ser el potencial inquilino que habitará tu piso. 
Si tu opción son estudiantes un buen lavado de cara para hacerlo más fresco, algunos DIY y por supuesto, dejarlo amueblado, serán algo que valorarán muy positivamente tus inquilinos. 
Si en cambio buscas una familia para un alquiler algo más largo (media estancia), tendrás que gastarte algo más el bolsillo y pensar en reformas más o menos profundas de cocina y baños: dependiendo de su estado (con hasta 25 años de antigüedad, quizá podrás ahorrarte cambiar instalaciones -si estuvieran en buen estado-). 

¿Cuánto dinero gastar en la reforma de mi casa, piso o apartamento de alquiler? ¿Cuánto cuesta reformar un piso para alquilar?

Esto es básico y es principalmente lo que más manda. 
Una vez sepas a qué público vas a ofrecer tu vivienda es momento de analizar y comparar los precios de la zona. Así podrás hacer un cálculo aproximado de cuánto sacarías al alquilar si no lo reformas, y qué cantidad esperas recibir extra, en caso de reformarlo. 
Y aquí debes hacer números para ver si te compensa reformar y luego alquilar. Por ejemplo, reformar un baño, te asegura una renta más alta al menos 20 años; en cambio, darle una mano de pintura, a lo sumo te durará 5 años. 

Pintar el baño, ponerle un suelo adhesivo y un poco de decoración, sale relativamente barato en comparación con una reforma, pero solo nos servirá cuando la instalación de base esté en buenas condiciones. 

Los expertos dicen que para que todo este lío te salga rentable debes hacer números y conseguir al menos un 20% de rentabilidad sobre el precio que tenías. Y siempre asumiendo el riesgo de que a temporadas el piso no encuentre inquilino. 
Muchos propietarios prefieren no subir tanto la mensualidad y alargar los contratos al máximo para cubrir esos tramos de incertidumbre (y evitar ocupaciones ilegales de la vivienda, porque por mucha cerradura de seguridad que pongas: un piso vacío ahora mismo, es franco fácil). 
Todo depende de la capacidad de resistir la presión del riesgo: básicamente como con un depósito o plan de pensiones
Una vez hagas cuentas, será momento de ver si la obra que has pensado, es viable; y por cuánto te puede salir llevarla a cabo.
 

¿Dónde pedir presupuestos de reformas fiables?

Como sabes, ahora mismo hay muchas empresas online que ofrecen presupuestos de reformas gratis. Pero no todas os va a dar las mismas garantías. 
Houzz, Habitissimo (donde también encontrarás artículos de mi autoría), Vip Reformas son algunas de las más fuertes. 
Hay múltiples plataformas en las que encontrar profesionales. Lo que siempre tienes que hacer es buscar al menos 3 presupuestos gratuitos, y pedirlos desglosados y completos, para luego no llevarte sorpresas del tipo: gasto «extra» de desescombro 300€ + IVA (por ponerte un ejemplo). 

¿Y cuándo debo contratar un estudio de arquitectura o interiorismo para mi reforma?

Cuando necesitas un asesoramiento integral para hacer la reforma más adecuada según tu capital, el tipo de inquilino y sobretodo la rentabilidad que esperas obtener.  
Un arquitecto o interiorista analizará el tamaño de la vivienda,  su ubicación, distribución, número de baños que merece la pena reformar, estado de las instalaciones, permisos, y todas esas cosas que a ti se te escapan, para darte todas las garantías de que este proyecto será un éxito. 
Sus honorarios suelen ser un porcentaje de la reforma, y siempre merece la pena pagarlos, sobretodo si no eres capaz de visionar hasta que punto tu inversión va a ser rentable
Por último, recordarte que si todavía no has comprado la vivienda, un interiorista o arquitecto también te puede asesorar antes de efectuar la transacción sobre las posibilidades de reforma y el coste aproximado: su profesionalidad les ayuda a detectar bajantes, muros de carga, desagües, y todas esas cosas que tu ojo no ve, pero ellos identifican con facilidad. 
*Todas las imágenes que ilustran el post son de un proyecto real en Ciutat Vella (Valencia) realizado por el equipo de Kaleidoscope
ARTÍCULOS RELACIONADOS: 

¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!

      Maribel ♡

Estilo Glam: la reforma de un piso de 90 metros en Barcelona

El estudio de arquitectura e interiorismo KNOWHAUS, se hizo cargo de la reforma de esta vivienda de 90 m2 en Barcelona para ofrecerle una decoración más moderna de estética industrial, cargada de contrastes de color interesantes y mezclas de texturas. Y todo sin dejar a un lado algunos elementos originales como el techo abovedado catalán. No os perdáis los detalles de la reforma de este piso de estilo Glam

Estilo Glam en un piso de 90 metros en Barcelona

Salón comedor de estilo glam 

El salón comedor es el eje central de la casa. Un espacio luminoso en el que azules, grises y negros se mezclan en materiales y textiles. 
Veréis paredes blancas, suelos gris claro y acentos de color en la tapicería del sofá de terciopelo azul, o la de las sillas en gris. 
Fijaros en la altura del techo o los arcos que han recuperado al retirar la capa de yeso que los cubría, o en la pared original de ladrillo (aquí pintada de blanco, en otras estancias de azul -lo veréis más abajo-).
En este salón de estilo industrial, no faltan los contrastes esperados en un ambiente con tanto glamour: mármol mezclado con espejos y terciopelo, y hasta letras gigantes con LEDs en la pared.  
¿Habéis visto la iluminación LED en el techo del pasillo? 

Dormitorio de estilo industrial 

También respirar del mismo ambiente industrial el dormitorio principal. Tomar nota del detalle del cabezal empapelado con motivos metálicos, o el gran cabecero a medida que ocupa toda la pared y que han forrado en terciopelo y rematado con tachuelas. 

Vivienda industrial en Barcelona

Para completar el estilo, tanto mesillas de noche, como la cómoda a sus pies, son latón, y se han instalado puertas de espejo en el armario. 
¿Notáis cómo el conjunto brilla? El Detalle del led en el techo y las lámparas del mismo estilo industrial repartidas por el dormitorio pondrán la nota de estilo cuando caiga la tarde. 

Reforma en Barcelona

La cocina, como no podía ser de otra forma sigue la estética industrial aunque con toques rústicos. Los electrodomésticos y tiradores cromados, la encimera de mármol blanco, los muebles en gris y el frente con azulejo tipo metro en blanco y pizarra. 
¿Has visto el detalle de las lámparas hechas con teteras antiguas? Tampoco faltan en la cocina los espejos en forma de bonitas bandejas, ni las velas que se reparten por toda la casa. 

Si buscas inspiración para reformar la cocina, apunta…

En esta cocina también han conservado el techo original catalán con vigas y se utiliza el mármol para el suelo y la encimera.  ¿Hay más opciones que una cocina blanca? Ya veis que sí. Además sin resultar para nada oscura ni apagada. 

Baños de inspiración industrial

El baño principal, siguiendo la misma estética y materiales utilizados en las casa, conserva los muros de ladrillo (ahora pintados de azul marino) combinados con mármol blanco con vetas grises. También han dejado aquí a la vista la bóveda catalana. 
El mismo mármol se usa en el lavabo con un gran mueble con tiradores cromados grandes. 
Una lámpara de araña y un inodoro suspendido, dan ejemplo de cómo mezclar tradición y modernismo en un mismo espacio. 

Decoración de la habitación de invitados o secundaria

Ladrillo blanco, una cama (casi a medida) forrada con cojines de terciopelo gris (el mismo color del mobiliario o la mesita), y terciopelo en la silla del tocador. En este caso todo vestido con textiles en blanco, gris y un suave color borgoña. 

¿Qué os ha parecido este piso de estilo Glam? ¿Os atrae su mezcla con el vintage o más con el industrial? 

Más información Knowhaus.
ARTÍCULOS RELACIONADOS: 

¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!

      Maribel ♡

Estilo boho chic: sus claves en una casa adosada

Si alguna vez te has preguntado qué es el estilo bohemio en decoración o cómo conseguirlo echa un vistazo a esta casita familiar muy fiel a este tipo de decoración. Alegre, vitalista y con alma viajera. Pocos estilos decorativos nos dan tanto margen para utilizar colores vibrantes, fusionar culturas y épocas, y disfrutar de tanta libertad decorativa. 
Un mix entre lo hippie y lo ecléctico, algo de oriental y con acentos étnicos. ¡Si algo tiene el estilo boho chic es un alma rebelde que enamora! 

Estilo bohemio en decoración

Claves del estilo boho chic:

Sabiendo qué características tiene el estilo boho o bohemio ¿qué es entonces el boho chic? Se puede decir que el estilo boho chic es una variante del mismo. Precisamente para matizar su desorden se suaviza con elementos exclusivos, elegantes y sofisticados que le dan el calificativo de «chic» o «estiloso». Te dejo a continuación algunos rasgos o características que te ayudarán a aplicarlo en casa (si es tu rollo). 

Color en ambientes bohemios:

Hay carta blanca para usar el color partiendo casi siempre de paredes claras. Puedes poner la nota de color en una de ellas (por supuesto) pero sin pasarte. Piensa que sobre una pared blanca tendrás el lienzo perfecto para esa fiesta de color que vas a aplicar. 

Textiles étnicos:

Cojines o alfombras con motivos étnicos, también las naturales. En el estilo boho no pueden faltar las alfombras (incluso superpuestas). Ellas pondrán además de color mucha calidez. 
Utiliza motivos étnicos en forma de cuadros, pufs, mantas… Recuerda que el límite y las reglas las pones tú. 

Muebles vintage:

Muebles reciclados y pintados: no pueden faltar. Cuanto más viejos y desgastados se vean mucho mejor.
Al estilo boho le encanta recoger en casa piezas de otros países, recursos de viajes exóticos. Ahora que no se puede viajar, la mejor forma de conseguirlos es visitando rastrillos o tiendas de muebles de segunda mano.
Lo natural manda. Eso quiere decir que los suelos a ser posible han de ser de madera, deben haber fibras vegetales, plantas, cerámica hecha a mano, alfombras de fibras, detalles en macramé. 

Otros detalles boho chic style:

El boho nos pide que rompamos las reglas, así que atrévete con lo inesperado. 
¿Quién dijo que no se puede poner una hamaca en medio del salón o un balancín en el cuarto de los niños? 
En casa no pueden faltar rincones pensados para el relax: en la terraza (claro) pero si no la tienes en un rincón del salón o incluso en tu dormitorio. Recuerda que necesitarás alfombras, farolillos, velas y todo lo que te ayude a encontrar el momento de meditación y relax. 

¿Qué os ha parecido esta casa entre hippy, étnica y oriental? ¿Os gusta la atmósfera que se respira en ella?  El estilo boho chic no conoce de fronteras ni edades ¡no lo olvidéis! Eso sí, es una apuesta segura para personalidades fuertes. 

*Todas las fotos que aparecen en este post son cortesía de Espaces Atypiques

ARTÍCULOS RELACIONADOS: 

¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!

      Maribel ♡

Estilo nuevo rústico industrial en una casa con niños

Identificamos muy bien lo que es el estilo rústico también el industrial pero esa mezcla de los dos (tan atractiva y que últimamente se ve en muchos proyectos de interiorismo) es para algunos una desconocida. Hoy te quiero hablar de un estilo rústico moderno que gana adeptos cada día. Nos iremos hasta una casa de campo inglesa acogedora, moderna y a la vez influenciada tanto por el estilo rústico como el industrial. ¿Imposible de combinar? Para nada. Los chicos del equipo de Shoko Design son especialistas en mezclar elementos y estilos con mucho arte. ¡Pasa y verás! 

Nuevo rústico industrial 

Origen del nuevo rústico 

Evidentemente el de los loft de Nueva York del siglo pasado. Fábricas o locales de techos altos que pasaron a convertirse en viviendas de amplios espacios diáfanos. 
➥Quizás también te interese ver: Estilo industrial en una casa con niños

Elementos que no pueden faltar en el estilo rústico industrial 

Arquitectura vista (por supuesto) y materiales como el hierro, el cuero, la madera más natural (sin tratar). En el nuevo rústico no verás decapados, lacados, ni barnices. Su influencia industrial nos pide dejar la madera prácticamente en bruto o al natural. 

Materiales que no pueden faltar en un estilo entre nuevo rústico, ecléctico e industrial: 

Acero inoxidable, hierro, cemento, ladrillos de cara vista. Los suelos de cemento o hormigón son los favoritos lo mismo que las vigas de hierro. 

¿Y qué colores deberíamos usar en una deco de estilo nuevo rústico?

Grises, verdes, beiges o incluso el color negro.¿Y los techos? Para compensar la euforia de color es frecuente que los techos se pinten de blanco. 

Mi consejo: Si no quieres meter la pata con el color usa una base clara, y a partir de ahí aplica el color en algún mueble, una sola pared. Acentos que rompan la armonía. 

Muebles y accesorios decorativos eléctricos 

Uno de los rasgos que más definen este nuevo rústico es su pasión por las piezas con historia. Aunque no necesariamente viejas. Pueden ser heredadas, compradas en mercados de segunda mano, o incluso nuevas pero personalizadas por ti. 

¿Captas la idea? Mesas de centro con ruedas metálicas, sofás tipo Chester tapizados en cuero, y alguna pieza icónica (aunque sea de imitación). 

Este rústico industrial ama los palets convertidos en cabeceros de cama o sofás, los muebles de oficios (o que lo parezcan) y todos esos objetos o muebles a los que sabrás darles una nueva utilidad. 
Recicla, reutiliza, reinventa todo lo que caiga en tus manos y triunfarás. 

Y la iluminación del nuevo rústico 

La del estilo industrial que conoces: focos de cine, lámparas grandes de metal. Instalaciones de luz o ventilación vistas. 
Muchos de los rasgos característicos de este estilo se pueden adaptar fácilmente a cualquier vivienda de hoy en día: incluso las más pequeñas. 
Si te atrae la idea y quieres seguir este estilo en casa, comienza a pensar en espacios más diáfanos donde lo fabricado en serie, prácticamente está fuera de lugar. 
ARTÍCULOS RELACIONADOS: 
¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto!
      Maribel ♡