La decoración de una casa que vive en «modo vacaciones» eternamente (con estupendos DIYs)

Superado ya el trauma de que se puede vivir sin tener (o disfrutar) de las vacaciones, todos deberíamos asumir la enseñanza de que en la medida de lo posible deberíamos vivir en una casa en la que se pudiera disfruta igual que si uno estuviera eternamente de vacaciones. La casa de hoy se enclava en la naturaleza, cerca de un pueblo y relativamente  próxima a la ciudad o la playa. Con dos habitaciones, baño, cocina y salón abiertos, su originalidad es que toda la superficie está situada bajo tierra. ¡Mira qué barbaridad de bonita! 

Desde el exterior se accede por unas grandes puertas ovaladas a la zona del comedor, el salón y la cocina. Situándose las habitaciones detrás, por las que se accede a través de un pequeño patio. ¿Y qué tienen de original? Pues que al situarse bajo tierra cuentan con un fantástico aislamiento natural (ríete tú de todos los inventos modernos del mundo para climatizar una casa). 

La estructura atípica de la casa nos regala fotos maravillosas: vemos como paredes y techos adoptan una forma redondeada peculiar. Y unas originales puertas pintadas de azul. 

Un ario de 4 metros lleno de plantas es el responsable de dotar de luz natural a la propiedad desde el centro. 

El mobiliario de la casa, básico y artesanal, combina muchas piezas locales con objetos heredados o hechos a mano. 

La encimera de cemento de la cocina o la librería, tuvieron que hacerse a medida para adaptarse a la forma irregularmente perfecta de esta casa. Aquí no hay cafetera eléctrica, ni tostadora o horno. La energía como no podía ser de otra forma es ¡solar! 
Fíjate en las cajas de fruta que se reparten por la casa o el tambor de la lavadora reinventado como lavabo en el baño o lámpara en el salón. ¡Es una idea súper original! He visto otras veces ideas para reciclar el tambor de la lavadora, pero la del lavabo es la primera vez. 

Y para terminar, fíjate en la paz que transmite ese patio, las hamacas, o la puesta de sol. Barbacoa un día cualquiera, una siesta en invierno al sol, salir de noche a mirar las estrellas envuelto en una manta… ¿De verdad será posible sentir que uno vive casi de vacaciones viviendo en una casa como ésta? 

*Puedes ver más fotografías de la casa en Airbnb ¡está casa está en Cataluña y se alquila! 
ARTÍCULOS RELACIONADOS: 
¡Únete a mi canal de TELEGRAM para no perderte nada!  ¡Hasta pronto! 
      Maribel ♡