Quedamos en mi casa soñada

Me encanta esta nueva edición de Quedamos en… la primera del año y donde cada uno de nosotros tratará de mostrar la casa que más se parezca a la de sus sueños. Y os aseguro que siendo bloggers de decoración y viendo tantas y tantas casas preciosas, decidirse por una no es nada fácil.
En mi caso, y aunque con este ejemplo a primera vista no lo parezca, no busco grandes lujos, ni demasiados metros ni proyectos espectaculares.
Querría una casa de espacios limpios, mucha luz entrando por todas partes, una decoración natural y un sitio que al despertarme cada día y abrir la ventana no me cansara de ver y me pareciera tan bonito como el primer día.
La casa que os traigo hoy se llama Can Kaki y está en Ibiza, uno de mis sitios preferidos, pertenece al interiorista Luis Galliussi y la rehabilitación ha respetado absolutamente la esencia de las construcciones payesas de la zona, piedra, madera y cal. La ha decorado con sencillez mezclando elementos rústicos y recuperados con toques étnicos, alegres textiles y sutiles toques de diseño que casi pasan desapercibidos, no hay artificios.
Es cálida y acogedora para el invierno y también fresca y alegre para el verano, tiene unos exteriores maravillosos con un porche, una pequeña piscina y toda la vegetación típica de la zona.
Y además me acabo de enterar de que está a la venta… Son sólo 3 millones de euros… Igual me la compro!!!
Espero que os guste mi propuesta y que visitéis las del resto de mis compañeros.

Imágenes: Ricardo Labougle para Revista AD
Los que hacemos posible este proyecto:
Ebom, En mi espacio vital, El blog del decorador, 
Personally selected products, Mi casa no es de muñecas